Nadal vuelve a las raíces “me hace ilusión volver a jugar sin mangas”

Pasó casi una década desde aquellos cuartos de final en el torneo de París-Bercy 2008, cuando Nadal disputó su último partido utilizando una camiseta sin mangas ante el ruso Nikolai Davydenko. Este lunes, ante Víctor Estrella Burgos, el N°1 del mundo nos hará retroceder en el tiempo con la indumentaria que vestirá cuando salte a la cancha para debutar en el Australian Open 2018.

Este año, el mallorquín se presentará en Melbourne Park con una combinación que incluye: camiseta gris, pantaloneta y cinta de pelo rosa, y muñequeras negras.

“La realidad es que siempre me he sentido cómodo jugando sin mangas, aunque también he jugado muchos años con ellas”. Tengo buenos recuerdos de esa época y no está mal volver a hacerlo”, aseguró el español, quien también anticipó que a lo largo de la temporada irá variando de estilo en sus indumentarias. “Con los meses voy a ir combinando opciones”, sentenció.

Casualmente, fue en Melbourne (2009) donde Rafa lució pro primera vez una camiseta con mangas en el circuito, buscando proyectar una imagen más seria, que concordara con su entonces nueva posición como líder del ranking ATP. Ahora, con 31 años, el manacorí buscará volver a las raíces, a su imagen de guerrero, para competir con la indumentaria que lo acompañó en sus primeros y exitosos años como profesional.

La intención de presentar una camiseta sin mangas, en primera instancia, había surgido en 2014, pero la baja de Nadal en el US Open de ese año impidió que la intención se concretara. Sin embargo, la idea quedó rondando en la cabeza del jugador y en las de los trabajadores de la marca que lo viste, por lo que hace unos meses, el campeón de 16 ‘majors’ le planteó a Nike la posibilidad de retornar a los orígenes.

“Es un trabajo de dos partes”, asegura Rafa acerca de su relación con la marca de lo viste desde los 14 años. “Ellos proponen cosas. Hay algunas que me gustan y las acepto rápidamente y hay otras que no me gustan y pido cambio. Por suerte, algunos jugadores no tienen la opción de elegir la manera, los colores, todo… Yo soy uno de ellos e intento jugar siempre con los colores que me gustan”, explicó.

No cabe duda, más allá de los gustos de cada uno, que la nueva-vieja imagen del español traerá recuerdos de varios de los mejores momentos de su carrera. Él es el primero en saberlo y seguro querrá repetir triunfos inolvidables como el que consiguió en Wimbledon, ante Federer, ganándole en el jardín de su casa.

 

About The Author

Marcelo Becerra Concha (Twitter: @Marcelob11) Nací en Bogotá, tengo 22 años, soy estudiante de Comunicación Social y Periodismo en la Universidad de La Sabana. Fanático del fútbol argentino y el tenis

Comentarios

comentarios