NISHIKORI REPITE TÍTULO EN BARCELONA

Nuevamente celebró en el Conde de Godó. Sin la frescura de los encuentros anteriores, Kei Nishikori, volvió a coronarse en el ATP 500 de Barcelona y confirmó el gran momento que atraviesa. En una hora y treinta y cuatro minutos, el número cinco del mundo, acabó con el sueño de Pablo Andújar, que a pesar de realizar un digo partido, no le  alcanzó.  Con parciales de 6-4 y 6-4, el nipón se adueñó el noveno título de su carrera profesional -segundo de la temporada-.

De principio a fin, el mejor jugador de la historia del tenis asiático, mostró sus pergaminos para ser campeón. Con el favortísmo, salió a enfrentar a un Pablo Andújar, que soñaba despierto en una ciudad, que respiró tenis, durante más de siete días. El historial decía que el triunfo debería quedar en manos de la siembra uno, pero el público, se resistía a la lógica, y con aliento, dio esperanzas hasta el último momento a su ídolo local.

Dos quiebres en los dos primeros games, fueron el puntapíe inicial de un partido que puede ser traducido con la palabra intensidad. Peloteos largos, puntos ajustados, aperturas y sobre todo, pocos errores, fueron las principales características que presentó el encuentro. El español lanzaba zarpazos desde el fondo de la cancha, sin causar el daño necesario. Mientras, su rival contragolpeaba. La paridad se mantuvo hasta el noveno game. Allí, el nipón, aprovechó la opción de quiebre que generó, para dar el golpe inicial camino a la revalida de la corona.

Sin haber sido superado con notoriedad, Andújar, salió al segundo set en búsqueda de una rápida ventaja, que le mantuviera con vida. Una  ruptura a su favor en el primer game, le daría la ilusión de comenzar a construir una remontada, que al final no se daría. Sin mayores novedades se desarrolló el parcial. El de Castellón, seguía en la tónica de atacar y cerrar el punto lo más pronto posible. Nishikori, en tanto, empezó a acostar los rallyes, hecho que hizo que los peloteos cada fueran más cortos.  Estando 3-4, el finalista del Us Open, logró un quiebre, que lo metería de lleno en el set. Luego pasó a estar 5-4, en ese momento, la presión pasó del otro lado y esta causó un peso que el número 66 del mundo no iba a resistir. Una doble falta le dio la oportunidad de cerrar el partido a Nishikori, y este con un revés paralelo, de esos que suele hacer, juego a juego, fue el encargado de ponerlo a celebrar.

Barcelona, vuelve a ser de un turista. De Kei Nishikori, el japónes, que año a año le va tomando medida a la tierra. En Madrid, tendrá  una nueva prueba, allí ante los mejores.

About The Author

ANDRÉS VARGAS PERAZA: Periodista especializado en tenis. Exjugador de tenis con puntuación ITF. Miro el deporte desde una perspectiva diferente. Estuve en el lugar del deportista, ahora del periodista. Director y editor del portal www.matchtenis.com.

Comentarios

comentarios