KERBER ACARICIA EL NÚMERO 1 DEL MUNDO
Foto: Joe Robbins/Getty Images North America

KERBER ACARICIA EL NÚMERO 1 DEL MUNDO

Cada vez está más cerca de ser la número uno del mundo. Angelique Kerber continúa con su paso demoledor en el WTA Premier 5 de Cincinnati (superó en semifinales a Simona Halep por 6-3 y 6-4) y se encuentra a tan solo una victoria de acabar con la hegemonía de 183 semanas al mando del ranking femenino de Serena Williams.

La alemana tras ganar la medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro (primera alemana en lograr una medalla olímpica desde Steffi Graff en Barcelona 1992), apareció en el WTA Premier de Cincinnati con un solo objetivo: lograr el título para alcanzar el puesto de mayor privilegio en el tenis femenino y así desplazar a Serena Williams después de 42 meses del escalón más alto.

“Fue realmente especial, uno de las semanas más especiales de mi carrera, por lejos. Ganar una medalla era un sueño. Cuando era pequeña veía los Juegos Olímpicos desde casa y ahora volver con una medalla es una sensación increíble”, expresó la oriunda de Bremen tras llegar a cumplir su objetivo a Ohio, donde su mejor resultado fue la final alcanzada en el 2012.

Después de sus triunfos ante Kristina Mladenovic, Barbora Strycova, Carla Suárez Navarro y Simona Halep, la actual número dos del mundo se encuentra por segunda vez en la final del WTA de Cincinnati, y lo más importante, a tan solo una alegría de convertirse en la mejor jugadora de la actualidad, por ranking.

“Ahora estoy jugado mi mejor tenis”, comentó sobre su presente la europea. “Es uno de los mejores años de mi carrera y creo que puedo ser número uno del mundo”. Prosiguió, “antes tenia un montón se subidas y bajadas, pero de esas experiencias he aprendido y ahora estoy demostrando que estoy entre las mejores jugadoras del mundo”.

Para llegar a ocupar el puesto de mayor privilegio en el ranking WTA, la campeona del Australian Open y finalista de Wimbledon en 2016, deberá superar en la final a la checa, Karolina Pliskova, quien arribó al choque decisivo tras acabar con la española Garbiñe Muguruza en sets corridos de 6-1 y 6-3.

“No voy a pensar en ser la número uno todavía. Todavía me falta un partido y seguramente será largo”, añadió Angelique sobre la posibilidad de arribar a la cima del tenis femenino. “Es una nueva rival, un nuevo día y vamos a ver lo que sucede. Todavía me falta ganar un encuentro más”, finalizó.

El historial ante Pliskova favorece a Kerber por 4 a 2, pero eso no es suficiente para que este domingo sea la número uno del mundo. Sobre la pista central de Ohio, la jugadora de 28 años, deberá plasmar una vez más brillante año, para sumar su victoria 48 de la temporada (dos títulos y tres finales) y llegar al olimpo del tenis femenino. ¿Lo logrará? en unas horas lo sabremos.

Redacción Match Tenis

Comentarios

comentarios