ITALIA PUEDE ESTAR TRANQUILA

ITALIA PUEDE ESTAR TRANQUILA

Semanas de ensueño para el tenis italiano en la rama femenina: Tras el título de Roberta Vinci la semana pasada en San Petesburgo, sus compatriotas, Sara Errani y Francesca Schiavone, no se quedaron atrás y se consagraron campeonas en los torneos de Dubai y Río de Janeiro.

Sara Errani ha hilvanado una semana perfecta en los Emiratos Arabes Unidos, territorio donde se disputó el WTA Premier de Dubai. Allí la número 22 del mundo ni siquiera partió entre las ocho primeras siembras, sin embargo, su constancia, esfuerzo y trabajo la pusieron en lo más alto del podio, de un evento que contó con Halep, Muguruza, Suárez, Kvitova y Bencic.

La oriunda de Bologna debió superar a Zheng, Shvedova, Brengle, Svitolina y finalmente a Strycova para levantar el noveno título de su carrera y primero en canchas duras desde 2014.

Entretanto, Francesca Schiavone hizo lo propio en la arcilla de Río de Janeiro, donde a sus 35 años ganó su séptimo título profesional, luego de tener unos días maravillosos. La  actual 132 del mundo derrotó en la semana a Tatjana María, Mariana Duque, Cindy Burguer, Petra  Martic y a Shelby Rogers para levantar su primera corona en tres temporadas (Marrakech 2013).

Con Vinci, Errani y la eterna Schiavone el tenis italiano puede estar tranquilo, pues a pesar de que estas tres jugadores ya están entradas en años, siguen dándole alegrías  a un país que desde siempre ha respirado tenis.

 Redacción Match Tenis

Comentarios

comentarios