ANDÚJAR, EL HOMBRE DE TIERRA

Pablo Andújar, ganó este sábado el partido más importante de su carrera, tras derrotar a David Ferrer (7-6, 6-3) en las semifinales del ATP 500 de Barcelona. De esta manera, el de Castellón se clasificó a su séptima final en el circuito ATP World Tour, todas sobre tierra. Antes de enfrentar a Kei Nishikori (venció a Martin Klizan 6-1, 6-3), repasaremos el camino a sus siete definiciones en la superficie a la que mejor se adapta  y en la única que tiene récord positivo (80-74).

Foto: Barcelona Open Banc Sabadell.  Manuel Queimadelos.

Foto: Barcelona Open Banc Sabadell. Manuel Queimadelos.

Bucarest 2010: A la París del este, llegó fuera del top 100 y antes de arribar a la definición, tuvo que superar varios obstaculos. En la clasificación dos de los tres encuentros que disputó, se fueron al tercer set. Ya en el cuadro principal, derribó a cuatro de los cinco jugadores que enfrentó. Maximo González, Florian Mayer, Pablo Cuevas, y Marcel Granollers, cayeron ante el guerrero español, pero todo no pudo ser alegría y el domingo terminó entregando su primera final ATP, con 24 años, ante Juan Ignacio Chela.

Casablanca 2011: Con 25 años, en el único evento disputado en África, tendría su bautismo en el circuito masculino. Siendo el mes de abril y ubicado en el puesto 67 del mundo, venció a tres jugadores con mejor ranking y todos especialistas en polvo de ladrillo. Jeremy Chardy, Albert Montañés, y Potito Starace (también se deshizo de Florent Serra y Pere Riba). El título, le dejó por primera vez a puertas del top 50.

Stuttgart 2011: Cuatro meses más tarde, continuaría su idilio en la tierra. Esta vez, Alemania le daría el segundo subcampeonato de la carrera. Su gran semana, se vio opacada  por una derrota en la final ante un ex número uno del mundo. Juan Carlos Ferrero, iba a evitar que su compatriota se coronara campeón (4-6, 0-6). A pesar de la derrota, Andujar, alcanzaría su mejor posición, con los puntos sumados (44).

Bucarest 2011: En septiembre de ese mismo año, llegaría su primera gran defensa en la élite del tenis. La final alcanzada hacía un  año, le había dado 150 puntos, que debería retener, sino quería tener un bajonazo en el ranking. Y fue así como confirmó, que está superficie era en la que iba a marcar su historia. Una nueva final, dejaban ver, que la tierra, le hacía sentir como en casa. Aquella ocasión, Florian Mayer, evitaría una nueva consagración del ibérico.

Casablanca 2012: Con la madurez, que le fueron dando sus batallas en el circuito, llegaría su segundo titulo. Sí, en la misma ciudad que le había dado esa primera gran alegría. Nuevamente en Casablanca, Marruecos, Andujar, iba a coronarse campeón. Esta vez, sin muchas complicaciones y sin rivales de peso. En el transcurso de la semana, venció a Potito Starace, Sergio Gutierrez-Ferrol,  Flavio Cipolla y Albert Ramos.

Gstad 2014: Luego de una sequía en instancias finales de dos años y tres meses, el español volvió a vestirse de campeón. En julio de la temporada anterior, tuvo una semana prácticamente perfecta, en la que venció a Gilles Simon, Blaz Rola, Marcel Granollers, Feranando Verdasco y Juan Mónaco, apenas cediendo un set. El título, sería su primero en Europa, un continente, que le había visto perder las dos finales disputadas.

Barcelona 2015: Finalmente en su país, llegó la mejor semana de su carrera. A falta de un choque, se encuentra a las puertas del título más importante de su palmarés. En los últimos cinco días, logró derrotar Albert Ramos, Leonardo Mayer, Feliciano López. Fabio Fognini y hoy, a David Ferrer, convirtiéndose esta última en la mejor victoria de su carrera, en cuanto a ranking. En Kei Nishikori, ve a su último escollo, para ponerle sello a unos días que nunca va a olvidar en la ciudad Condal. A pesar de tener el historial en su contra (1-2), su único triunfo se remonta a esta superficie: Madrid 2013. Con Andújar y en tierra, cualquier cosa puede pasar.

Redacción MATCH TENIS

Comentarios

comentarios