¿SE VIENE EL RECAMBIO GENERACIONAL?

Hace mucho tiempo se habla sobre los jugadores que están detrás de Roger Federer, Rafael Nadal, Novak Djokovic y Andy Murray, los llamados a reemplazar la generación dorada del tenis de la primera década del siglo XXI.  Hasta la fecha, suenan y suenan nombres que no terminan de congeniar con la cima. Sin embargo, en el Masters 1000 de Roma, quedó demostrado que hay dos chicos, uno de categoría 90 y otro 91, que están próximos a dar el salto.

ffff

Ellos son Milos Raonic y Grigor Dimitrov, primeros en clasificarse a la semifinales en el foro itálico, para sorpresa  de muchos. Con un juego moderno, gran talento y un estado físico que día a día mejoran más, han logrado a medida que pasa el tiempo acercarse a la élite del tenis mundial.

El primero es Raonic, que con 23 años está ubicado en el puesto número 10 del escalafón ATP.  El potente saque es su arma predilecta y base del portentoso juego que porta desde la fondo del campo.

A pesar de que las superficies rápidas son de mayor agrado para su estilo (Ha ganado cinco títulos), el canadiense ha trabajado correctamente su movilidad, punto flaco en el pasado, para estar a la altura en los terrenos más lentos del circuito.

La demostración llegó precisamente en Roma, donde en sus tres participaciones anteriores, había caído en la ronda inicial y ni siquiera había logrado ganar un set. Sin embargo, en 2014 la historia es distinta. El pupilo de Ivan Ljubicic y Ricardo Piatti, está entre los cuatro mejores de un torneo de esta categoría (En polvo de ladrillo) por primera vez en su carrera. En su interior sabe que tiene las condiciones para derrotar a cualquier jugador de élite que se le cruce en el camino.

Así mismo se encuentra Grigor Dimitrov, quien se dio a conocer hace algunos años por su estilo similar al de Roger Federer dentro de un campo de juego. El búlgaro desde siempre ha sido talentoso, pero su problema pasaba más por la parte emocional, esa que es tan importante en el deporte blanco, esa que hace la diferencia entre los buenos y los mejores, los olvidables y los inolvidables.

Roger Rasheed, su  entrenador, le ha brindado ese cambio de mentalidad, que lo tiene a las puertas del top 10. Cuando lo tomó  en octubre del 2013, Grigor estaba como número 30 del mundo, pero gracias al trabajo estructurado que realizan en conjunto, hoy aparece en la posición 14.

El oriundo de Haskovo, quien está cumpliendo 23  años, quizás  se dio su mejor regalo al  avanzar por vez primera a semifinales de un Masters 1000. Una muestra, que el talento acompañado de esfuerzo da excelentes frutos.

Con estos dos jugadores instalados entre los cuatro mejores de Roma, podría  decirse que se acerca el tan anhelado recambio generacional o  que por lo menos ya hay jugadores ‘jóvenes’  que le hacen pie a los mejores del planeta.

Si entre ellos queda el torneo mejor, pero sino es así, los de arriba saben que entrarán en poco tiempo nuevos combatientes en busca de la cima del tenis.

Dejamos el debate abierto: ¿A parte de Raonic y Dimitrov, qué otros jugadores jóvenes se proyectan en busca de llegar a lo más alto del deporte blanco?

About The Author

 ANDRES VARGAS @Andresvarperaza : Periodista especializado en tenis. Ejerció el deporte profesionalmente durante algunos años, luego dedició dedicarse a la academia. Actualmente termina sus estudios de Comunicación Social y Periodismo en la universidad Jorge Tadeo Lozano. Ha realizado cubrimientos de ATP 250, WTA y Copa Davis. Redactor Jefe de Match tenis. 

Comentarios

comentarios