WOZNIACKI CUMPLIÓ EN KUALA LUMPUR

La tenista danesa cumplió los pronósticos y se hizo con el trofeo del WTA International de Kuala Lumpur para cortar un buen tiempo sin poder conquistar un torneo.

Llegó como la máxima favorita y cumplió con el objetivo. Caroline Wozniacki venció a Alexandra Dulgheru por 4-6, 6-2, 6-1 y alcanzó el trofeo en el torneo de Kuala Lumpur, evento jugado sobre cemento y que entrega $250.000 dólares en premios.

La cinco del mundo aterrizó con paso firme hasta el partido decisivo, derrotando a sus rivales con amplia comodidad y sin ceder set alguno. Sin embargo, los momentos de dificultad en el torneo asiático los viviría en la final del domingo donde se encontró con una Dulgheru más compacta en el primer capítulo. La rumana logró quebrar en dos oportunidades y apenas cedió su servicio en una ocasión.

Pero luego de perder la primera manga, la exnúmero uno del mundo fue un torbellino. Se impuso por 3-0 rápidamente en el segundo set, quebró dos veces el saque de su oponente e igualó las acciones en 32 minutos. Seguiría de largo en el último parcial: llegó a estar 5-0 y tuvo match point para cerrar el encuentro con un rosco, pero Dulgheru se dio el game del honor para que luego Wozniacki no tuviera problemas para ganar el torneo al saque.

De esta forma, la danesa, finalista dos veces del US Open, alcanzó su 23º título en carrera y el primero desde julio de 2014, aquellas vez cuando alzó el campeonato de Estambul. Esta corona además significa para ella cortar una racha de tres finales perdidas y alcanzar su séptimo torneo al hilo sobre cemento (Copenhague y New Haven 2011, Seúl y Moscú 2012, Luxemburgo 2013 y Estambul 2014).

Para Dulgheru, es la primera final donde cae sobre tres jugadas, recordando que había sido vencedora en Varsovia 2009 y 2010.

Redacción MATCH TENIS

Comentarios

comentarios