WAWRINKA: “CREO QUE ESTE GRAND SLAM HA SIDO EL MÁS DOLOROSO, MENTAL Y FÍSICAMENTE
September 11, 2016 - Stan Wawrinka in action against Novak Djokovic in the men's singles final during the 2016 US Open at the USTA Billie Jean King National Tennis Center in Flushing, NY.

WAWRINKA: “CREO QUE ESTE GRAND SLAM HA SIDO EL MÁS DOLOROSO, MENTAL Y FÍSICAMENTE

El segundo mejor tenista suizo de la historia, apareció en rueda de prensa acompañado de su tercer cetro de Grand Slam. Stan Wawrinka, volvió a sorprender al planeta tenis con su nivel superlativo y sin más, se llevó a casa el título del Us Open contra todos los pronósticos, pues los resultados de la temporada en los grandes eventos evidenciaba que algo no andaba bien. Además, su camino en el torneo más importante de fin de año, no fue para nada fácil. , pues durante las dos semanas debió jugar más de veinte horas: “Creo que este Grand Slam ha sido el más doloroso, mental y físicamente, de cuantos he jugado”.

“Nunca doy mi mejor nivel en la primera ronda, pero encuentro la manera de ir mejorando conforme a los partidos”, explicó el número 3 del mundo, que en la ronda de octavos de final debió levantar un ‘match point’ y en sus siguientes tres encuentros, por lo menos cedió un set. “Gano confianza con cada victoria en Grand Slam y cuando llego a la final sé que mi juego está listo”.

El de Laussane, que se caracteriza por ser un jugador de impulsos, llegó a la final ‘listo’, como el mismo lo confirmó. Sin embargo, es humano y su parte mental, esa que por momentos lo deja en jaque frente a los mejores, le puso una prueba, justo antes de iniciar el partido más importante de la temporada 2016. “Sentí los mayores nervios de mi vida. Cuando hablé los últimos detalles del encuentro con Magnus (Norman), cinco minutos antes del juego, empecé a llorar” comentó Stan. “Mi única certeza era que mi juego estaba allí. Mi físico también. Entonces me dije: lucha y tendrás una oportunidad”. Fue así, como el jugador de 31 años, descifró, una vez  más el embudo de Novak Djokovic en un Grand Slam, eventos donde demuestra su supremacía ante el número 1 del mundo, pues lo derrotó en cuatro ocasiones.

“Ganar en Nueva York, como en Australia y Roland Garros, después de haber cumplido los 28 años, es una gran compensación a todo el esfuerzo que he realizado en mi vida” enfatiza, el jugador más veterano en ganar el Abierto de los Estados Unidos (31 años y 5 meses), desde que lo hiciera Ken Rosewall en 1970 con 35 años y 10 meses. Quien a pesar de estar cerca de cumplir las 32 primaveras, no siente que su final esté cerca. “Lo importante es que estoy bien físicamente, que disfruto cada partido y que al final puedo seguir triunfando”.

Finalmente, el jugador que en sus últimas 11 finales siempre ha levantado el trofeo de campeón, señaló, que la clave para lograr el curriculum que ostenta ha sido el plantearse pequeños objetivos y cumplirlos. ““Siempre he tomado mi carrera paso a paso. Primero quise ser jugador profesional, ganarme la vida con mi pasión. Después aspiré a entrar en el top 100, más tarde en el top 50. Así he manejado mis objetivos”. Y añadió, que en su mente, no está luchar por ser el monarca del tenis masculino. “Jamás he pensado en el número 1. He ido etapa a etapa, y lo único que quiero es empujar mi límite”.

Redacción Match Tenis 

Comentarios

comentarios