UNA REVOLUCIÓN JUVENIL

Luego de la victoria de Hyeon Chung en el Masters de Miami, los jóvenes en el circuito ATP dejan ver que hay futuro, que hay material para el recambio y que imponer su nombre a tan corta edad ya no es un imposible.

chung

Foto: Hyeon Chung – Miami Open

La victoria del surcoreano Hyeon Chung ante el 50 del mundo en el estreno del segundo Masters del año sorprende a propios y extraños. Tal vez muchos aún no conocían su nombre, pero lo cierto es que el tenista de Suwon viene dando pasos de gigante en el último tiempo. A día de hoy es el 121 del mundo, a un tirón de meterse en la élite del top 100 con apenas 18 años luego de haber vivido un salto casi impresionante entre los torneos Futures y Challengers, donde dejó ver el potencial que posee en cada uno de sus golpes, la regularidad, el talento y un futuro promisorio.

Chung mostró sus capacidades ante Marcel Granollers en lo que fue su primera experiencia en un torneo de categoría Masters y su primera victoria a nivel ATP: un servicio impecable, la derecha limpia y precisa y con un tiro de revés capaz de ocasionar el daño más irremediable posible. Ante el español fue un mortero desde el inicio, tanto así que le empacó un 6-0 que acabó con la desesperación del catalán, que a pesar de que se hizo con el segundo parcial (6-4), terminó siendo opacado por el asiático que entrega un aviso de lo que puede llegar a ser más adelante.

El pupilo de Yong-Il Yoon, con gafas curiosas que las usa por un problema de visión, con la pubertad a flor de piel y que supo llegar a la final de Wimbledon junior de 2013, no es el único que hace temblar el futuro del tenis masculino. Junto a él, y quienes también dicen presente en el torneo que se disputa en Crandon Park, se muestra el ya conocido Thanasi Kokkinakis, quien en Indian Wells llegó por primera vez a los cuartos de final de un Masters, pero que en esta ocasión cedió en el primer esfuerzo ante un inspirado Carlos Berlocq, que tuvo tiempo hasta de ejecutar este lujo ante el joven aussie. Thanasi tiene un torpedo en la derecha, un servicio contundente pero por momentos impreciso y un juego de piernas que pueden resistir cualquier duelo que intente superar el par de horas.

La lista la continúan Alexander Zverev, Borna Coric y Andrey Rublev, completando la camada de adolescentes que se han tomado Florida en busca de probar la grandeza. El alemán es ya una promesa viva que dejó ver todo su repertorio el pasado año, cuando ganó el Challenger de Braunschweig eliminando a tres top 100 y luego con su brillante paso en el ATP 500 de Hamburgo, donde pisó las semifinales en una semana donde la inspiración fue parte de su juego. El mismo caso del croata Coric, quien ha experimentado vencer a Rafael Nadal en cuartos del ATP 500 de Basilea o, por ejemplo, las semifinales del torneo de Dubái este año perdiendo de manera contundente ante el campeón Roger Federer. Un escalón más abajo está el ruso Rublev, sin mucho bombo mediático pero con un camino que promete volver a poner a Rusia en los flashes del circuito masculino. Frío con sus golpes como su país natal, explosividad en sus tiros y movimientos, ya el moscovita sabe lo que es ser campeón de un Grand Slam en juvenil (Roland Garros 2014) y espera romper las reglas en un andar profesional predestinado para pocos.

Y aunque junto a ellos hay otras maderas como Nick Kyrgios, Omar Jasika, Elias Ymer o Stefan Kozlov, estos son los que se apoderaron de la costa este de los Estados Unidos para intentar imponer el ritmo de una generación que viene sin frenos. Chung ya avanzó, Kokkinakis se fue en la primera salida. Momento de ver cómo se desempeñan en Miami Rublev (ante Pablo Carreño), Coric (ante Andreas Haider-Maurer) y Zverev (ante Sam Groth) en busca de ir creciendo en una carrera que promete ser exitosa.

About The Author

Fabián Valeth Orozco @FabianV_: Redactor en jefe de Match Tenis. Director y productor de medios de comunicación. Amante del tenis y del periodismo deportivo enfocado hacia este deporte.

Comentarios

comentarios