TODOPODEROSO DJOKOVIC Y DON REVÉS WAWRINKA

Djokovic sufrió un partido extraño contra Murray. Es cierto que por momentos ha dado la sensación de ser un jugador terrenal, pero en el quinto set ha vuelto a lo grande. Solo falta un pasito más y conseguirá el Grand Slam que le resta para ser leyenda. Su rival sabe cómo ganarle en Australia y suele plantarle una resistencia feroz. Wawrinka ha vuelto a subir el nivel, golpeando la bola con extraordinaria potencia y aguantando bien la presión. Un gran premio en juego y un aspirante con el que nadie contaba son los protagonistas de esta impresionante cita.

NOLE STAN

Wawrinka ganó Roland Garros Junior hace 12 años y el destino le prepara otro momento para la gloria. Apartó de su camino a Roger Federer y a una versión notable de Tsonga. Para ganar la final necesitará elevar su nivel de saque y recrear las dudas que ‘Nole’ ofreció en el tercer y cuarto set. Wawrinka ha demostrado en los partidos finales que su mente ha evolucionado para las situaciones estresantes. Seguro saldrá con la mentalidad de aprovechar la ocasión y jugará con golpes profundos. Stan juega al límite, su derecha siempre busca el golpe ganador, aunque tenga que borrar la línea. Partir como no favorito siempre le ayudó en las grandes citas: juega sin nada que perder y siempre amenazando con hacer un agujero en la pista.

Djokovic tenía tatuado con fuego este Roland Garros. Tras años viviendo a la sombra de Rafael Nadal en París, su gran cita con la historia se presenta. Su partido frente a Murray es un indicador relevante para evaluar su magnífico 2015. Pocos momentos de vulnerabilidad ha ofrecido y es consciente del gran reto que supone Wawrinka. Intentará evitar el revés de Stan, porque la fuerza de sus impactos hace que la devolución se complique. Djokovic debe asumir la iniciativa, porque si Wawrinka manda en la pista lo hará correr kilómetros y kilómetros. Llega la hora de la verdad y el serbio no puede desfallecer, o será víctima de “Stanimal” Wawrinka.

Es normal pensar en Djokovic como favorito. El serbio está destrozando a todos sus rivales con un juego espectacular y totalmente efectivo. Wawrinka ha marcado una línea que asciende por las pistas de Roland Garros hacia otro título mayúsculo. Existen dudas sobre el estado físico del ‘crack’ suizo pues en su partido contra Tsonga reclamó la asistencia del fisioterapeuta. La batalla será durísima, nadie regalará un punto y los sueños pueden convertirse en realidad. Para Wawrinka, 12 años después firmaría su confirmación tenística, y ‘Nole’, formaría parte del maravilloso elenco que ha ganado los 4 Grand Slam.

¿Quién es tu favorito?

About The Author

Alejandro Pinedo Solano: @Alejandropine29 El ojo de halcón da otra visión del tenis. Juego a juego, se ganan los partidos y el respeto.

Comentarios

comentarios