SERENA Y SHARAPOVA SE CITAN EN CUARTOS DE FINAL

La lógica se cumplió en la parte superior del cuadro. Las dos principales preclasificadas, Serena Williams y María Sharapova accedieron a los cuartos de final del Abierto de Australia y revivirán la rivalidad más importante del siglo XXI.

El destino pone frente a frente a dos de las jugadoras más representativas de esta época del deporte blanco. Por un lado, Serena Williams, que de a poco teje su historia dorada que la lleva a que algunos la postulen como una de las mejores tenistas de todos los tiempos, por su supremacía en el circuito femenino. Del otro, la archirrival. Sharapova que ha intentado plantarle batalla a la hermana menor de la Williams sin éxito alguno. Y que debido a la presencia de esta ha sido relegada a un segundo escalón en esta generación caracterizada por la potencia.

El paso de Serena a los cuartos de final se produjo después de una cómoda victoria (6-2 y 6-1) ante una inexperta Margarita Gasparyan, que antes de este  evento no registraba victorias en Grand Slam. La estadounidense a pesar de empezar quiebre abajo en el marcador, recuperó la desventaja rápidamente y nunca más volvió a ceder la iniciativa del choque. La primera manga la ganó después de convertir 12 tiros ganadores, 8 errores no forzados y aprovechar 3 de las 8 opciones de break. Para el segundo parcial, logró inclinar la balanza a su favor con dos nuevos quiebre, que la terminarían depositando en la ronda de las ocho mejores.

Por su parte, María Sharapova para lograr su octava aparición en cuartos de final de este evento, tuvo que sacar a flote un durísimo partido que se extendió durante dos horas y cinco minutos de juego y que terminó sellando con un abultado 7-5 y 7-5. La rusa, de juego vertiginoso, manejó los hilos del partido para bien y para mal. Con su potente tenis puso por momentos a su rival contra la cuerdas (58 winners (21 aces)), pero también se puso en jaque varias veces debido a la cantidad de errores no forzados que cometió durante el encuentro (48). En tanto, Bencic, que en 2015 había derrotado a todas las top cinco que enfrentó, le pasó factura el no tomar la iniciativa y quedó expuesta a lo que hiciera su rival.

La serie entre Serena y Sharapova la lidera ampliamente la ganadora de 22 títulos de Grand Slam con 18 victorias ante 2 de la rusa. Cabe resaltar que los triunfos de la tensita de Siberia se presentaron la temporada 2002.

Redacción Match Tenis

Comentarios

comentarios