SERENA WILLIAMS, MAESTRA DE 2014

Serena Williams se da el lujo de ser la mejor de la presente temporada. Singapur vio a la estadounidense coronarse por quinta vez en el WTA Finals tras derrotar en la final a Simona Halep 6-3, 6-0.

Foto: WTA Finals Singapur

Foto: WTA Finals Singapur

Ser la mejor implica vencer a las mejores. La menor de las Williams llegó a Asia con el objetivo de revalidar el título conseguido el pasado año y además, conquistarlo por quinta oportunidad, y terminó haciendo la tarea al pie de la letra. ¿Con un poco de fortuna? Tal vez. Todo porque la estadounidense tuvo que esperar un resultado positivo en el partido de tercera jornada de round robin entre Ana Ivanovic y Simona Halep para poder llegar a las semifinales, que al final se terminó dando. Por cosas del destino, Simona Halep fue quien la venció duramente en round robin, la que le dio el pase a penúltima ronda al quitarle un set a a la serbia y en la final, con un ambiente de revancha al enfrentarse nuevamente, la número 1 del mundo le propina de su misma medicina.

Este partido no fue en nada semejante al disputado el miércoles; ese donde la rumana demostró su poderío y batió a la americana sin darle oportunidad de resarcirse. Esta vez los guiones cambiaron de mando y fue la número 1 del mundo quien tomó la batuta para darle a Simona una derrota categórica y que de alguna forma le produjera una sensación de alivio después de haber recibido de ella una de las peores caídas en su carrera.

Aunque la final no estuvo cien por ciento a la altura de una gran definición, Serena fue dominadora y aprovechó la incapacidad de Halep de mantener la ventaja con la que inició el encuentro. El primer set fue un tributo a la inconsistencia por parte de la dos: errores de ambos lados, doble faltas, y una efectividad casi nula de las partes con el segundo servicio (Halep con el 37%; Serena, con el 26%). Simona fue la primera que dio el golpe tratando de ir emulando lo sucedido días atrás, sin embargo, en la inmediatez Serena fue capaz de recuperar para luego ser quien tomara la ventaja en el marcador. Sin bajar los brazos, la de Constanza volvió a poner todo en orden pero tan sólo fue una ilusión que la de Michigan apagó rápidamente tras no dar más chances de recupero y hacerse con el primer set.

La victoria en el primer episodio significó un aumento en la confianza de Williams, que entró nuevamente a la pista renovada y con notables ganas de hacer sentir a Halep la fiereza de su raqueta. El segundo set fue un festín para la de Estados Unidos, ganando desde el fondo de la cancha, tomando la red y aumentando su acierto con el servicio. Todo fue una pesadilla para la rumana, que internamente estaba vencida y consciente de que el control del encuentro no lo tenía en las manos. Serena fue Serena.

Con el quinto título en sus manos, Serena sigue dando muestras de que es una de las mejores jugadoras que ha tenido el circuito femenino. En sus manos, ya se encuentran 18 Grand Slam, 64 títulos, una medalla olímpica y hasta una Copa Federación. El 2014 terminó en gran forma tras ser número 1 en cada una de las semanas y conquistar el último Major, cuando los demás le fueron esquivos. Y sin pensarlo, ya es la segunda mejor maestra de todos los tiempos: con los cinco títulos igualó a Steffi Graf y está en la búsqueda, por qué no, de los ocho de Martina Navratilova.

About The Author

Fabián Valeth Orozco @Harryelpote: Redactor en jefe de Match Tenis. Director y productor de medios de comunicación. Amante del tenis y del periodismo deportivo enfocado hacia este deporte.

Comentarios

comentarios

Deja un comentario