SERENA O HALEP, UNA SERÁ LA MAESTRA DEL AÑO

Distintos caminos tuvieron que recorrer Serena Williams y Simona Halep para llegar a la final del WTA Finals de Singapur. La estadounidense resucitó de un duelo vibrante y terminó prevaleciendo ante una dura Caroline Wozniacki (2-6, 6-3, 7-6); mientras, la rumana fue inmensamente superior e hizo trizas a Agnieszka Radwanska (6-2, 6-2).

final singapur

Amigas y rivales. Aunque la noche anterior Serena y Caroline estuvieron juntas en el concierto de Mariah Carey, el sábado se debían volver a ver a cara a cara en un duelo que destilaba importancia en demasía y daba a la ganadora nada más que el pase a disputar el título de maestra. La danesa ostentaba en su repertorio ser la única de las cuatro semifinalista en haber ganado sus tres partidos del round robin; por su parte, Serena traía una herida que había fatigado ante Eugenie Bouchard y venía de ser una aparente lucky player, luego de que su suerte se decidiera en las manos de Simona Halep ante Ana Ivanovic.

Wozniacki comenzó con fuerza el asunto que, de terminar en alegría, la llevaría al disputar una de las coronas que nunca ha podido ni siquiera rozar con las manos. Con una intensidad descomunal y haciéndose grande punto tras punto ante la pequeña de las Williams, la campeona de Estambul este año mordió a su presa sin temor y un 6-2 en la pizarra la puso a un paso de la gloria, dejando a su adversaria en el limbo y que descargaba en su raqueta toda la impotencia de un set para el olvido.

Pero las campeonas se recuperan y más si han llegado a tal instancia producto de una de esas oportunidades que te da el destino. La segunda manga fue el renacer de Serena, que veía cómo impactaba la bola con más precisión y confianza y desde el fondo ponía en aprietos a la exnúmero 1 del mundo que se sintió como en aquella final del US Open: reducida y limitada. Con dos breaks, la estadounidense volvió a ponerse en marcha de cara a la victoria y mandó todo a un tercer set que sería una batalla con una incógnita gigante, deparando un resultado reservado.

La verdadera guerra se viviría en este punto. Con los nervios y las ganas de estar en la final se desarrolló el tramo de partido que dejó ver el mejor tenis de ambas; tal paridad significó que antes del noveno game tan sólo hubo una opción de quiebre de lado y lado. Como queriendo volver a saborear la victoria, esa misma que sintió en Miami de 2012, Wozniacki rompió el servicio de la americana y sirvió para hacer el sueño realidad, para ganar el partido de su vida. Pero a este largometraje aún le faltaba un capítulo y ese era el de una nueva resurrección de Serena, que en la inmediatez recuperó y hasta dispuso de una bola de partido que salvó la europea. La lucha fue incansable, Wozniacki lideró el tiebreak definitivo pero una pelota en la red dio como punto de partida un nuevo resurgir de Serena que más adelante dio la estocada final al ganar el partido.

La emoción que dejó en pista danesa y estadounidense poco a poco fue diluyéndose cuando empezaron a caminar el inicio del primer set Simona Halep y Agnieszka Radwanska, el siguiente duelo de la jornada y que definiría a la otra candidata a maestra. La rumana, de gran performance en el Grupo Rojo, enfrentó a una polaca favorecida por un par de resultados y que llegó a las semifinales sólo ganando un partido. Lo cierto es que la de Constanza ha visto lo mejor de su tenis en Singapur y volvió a demostrar su poderío ante Radwanska, dejándola al descubierto de principio a fin. Halep mostró que está on fire y su deseo es cerrar su gran año de ascenso con la corona de maestra.

Con los golpes firmes y un servicio que fue el punto de partida para empezar a desgastar a la de Cracovia, Halep dio muestras de su calidad y la merecida final que alcanza en Singapur. En poco más de una hora, la 4 del mundo se ensañó firmemente contra Radwanska: le quebró en dos ocasiones en el primer parcial para poner un 6-2 definitivo. En el segundo la ferocidad seguiría su cause y la rumana fue una depredadora con hambre. Otro 6-2 dio como resultado una clase de tenis magistral.

Singapur ha puesto en el tapete otro duelo Halep-Williams, ese mismo que se dio en el round robin y donde la de Rumanía fue una maquinita de ganar, el domingo se verán nuevamente en la final, en el decisivo. Paradojicamanete, Halep fue quien le dio el pase a Serena a las semifinales y el destino asiático las pone otra vez respirándose de cerca. Simona tendrá que lidiar con la peor rival en la final para buscar su primer trofeo, pero con la confianza de lo realizado día atrás; Serena tiene ganas del quinto diploma y de seguro irá por una revancha luego del cachetazo que la propinó y le significó una de las peores derrotas en su carrera.

About The Author

Fabián Valeth Orozco @Harryelpote: Redactor en jefe de Match Tenis. Director y productor de medios de comunicación. Amante del tenis y del periodismo deportivo enfocado hacia este deporte.

Comentarios

comentarios

Deja un comentario