SERENA, CONTUNDENCIA Y BOLETO A LA FINAL DEL US OPEN

Un monólogo fue la presentación de Serena Williams sobre Ekaterina Makarova. La nacida en Michigan fue sinónimo de contundencia y derrotó a la rusa 6-1, 6-3, en un encuentro que en la previa parecía que iba a ser más parejo y disputado. Serena está en el patio de su casa.

Foto: Andrew Ong/usopen.org

Foto: Andrew Ong/usopen.org

Aquel duelo no existió; todo fue sencillo para la menor de las Williams en el primer set. En menos de media hora ya tenía el parcial en el bolsillo apenas cediendo un game. Tal vez muy poco para analizar, ya que la estadounidense sobrepasó a su rival en todos los aspectos: velocidad, efectividad en el servicio, precisión, menor cantidad de errores forzados. Fue un “baile” por parte de la jugadora local, haciendo que la rusa se viera intimidada y desconcertada. Makarova intentó en varias oportunidades jugar a la misma velocidad e implementado cambios de ritmo, pero nada surtía efecto. Serena estaba enfocada.La tensión aún se sentía en el ambiente del Arthur Ashe luego de la dramática retirada en silla de ruedas de Shuai Peng, por calambres, en su juego de semifinales ante Caroline Wozniacki. Ante ello, salieron a la cancha Serena y Ekaterina para afrontar el duelo y batallar por el último pase a la final del US Open.

El segundo parcial iba en camino de convertirse en un infierno para Ekaterina. Con dos breaks abajo y estando 0-4 todo parecía estar consumado. Desde las tribunas se alcanzaba a escuchar “Slow down, Serena, I’m not going home yet!” (Baja la velocidad, Serena. Todavía no quiero irme a casa), una frase que resumía el brillante partido de la número 1 del mundo. A pesar de eso, Serena tuvo un momento de desconexión al final donde su rival logró quebrarle el servicio cuando sacaba para partido, sin embargo, la reacción tardía de Makarova no impidió que la mimada del público festejara. “Se siente tan bien estar aquí. Estoy tan feliz. No pensé que estaría aquí hoy”, palabras de la ganadora al final del encuentro.

La del sábado será la final 22 de Serena Williams en eventos de Grand Slam, la octava en el US Open, lugar donde registra 5 títulos (1999-2002-2008-2012-2013). Además buscará su trofeo 18 en esta categoría (5 Australian Open, 2 Roland Garros, 5 Wimbledon, 5 US Open). Al frente tendrá a la danesa Caroline Wozniacki que experimentará su segunda final, recordando que perdió en 2009 en Nueva York con Kim Clijsters.

About The Author

Fabián Valeth Orozco @Harryelpote: Redactor de TenisBreak. Director y productor de radio y televisión, locutor y redactor. Amante del tenis y del periodismo deportivo enfocado hacia este deporte.

 

Comentarios

comentarios

Deja un comentario