“SER NÚMERO UNO DEL MUNDO ES LO MÁXIMO”: DJOKOVIC

El nacido en Belgrado habló con la prensa luego de haber conquistado por tercera vez en su carrera el número uno del mundo a fin de año. Charló de lo importante que significa el logro para él y le dio crédito a su equipo de trabajo.

Foto: Getty Images

Foto: Getty Images

La doble felicidad era evidente. Novak Djokovic derrotó a Tomas Berdych en la Copa de Maestros y pasó a las semifinales, pero el gran punto pasó por haberse asegurado ser el número uno del mundo en lo que resta del 2014. El serbio agradeció en gran parte a su equipo de trabajo por el éxito logrado. “Es una gran felicidad saber que superé toda la temporada para llegar al lugar donde estoy y terminar el año como número uno. Sé lo difícil que es y por eso me siento muy orgulloso de haberlo conseguido. Le debo mucho a mi equipo y toda la gente que está a mi lado”.

Y destacó lo esencial que fue Boris Becker para su juego, una de sus últimas incorporaciones para su box de trabajo. “La mayor influencia de Boris en mi juego es la parte mental. Su habilidad para soportar la presión, entender los desafíos y superarlos en los encuentros difíciles en los grandes torneos. Todo eso que en su caso se ha ido desarrollando siendo número uno del mundo y multiganador de torneos de Grand Slam”, comentó el ganador de siete grandes, y finalizó asegurando, “Ha sido importante tener esta química en la relación privada para obtener resultados y éxitos sobre la pista en los entrenamientos y en los partidos”.

También tuvo espacio para hacer referencia sobre los momentos de turbulencias que vivió en la intimidad con el nuevo equipo de trabajo, pero que le permitió llegar a lo más alto. “Hubo momentos altos y bajos, como en cualquier otra relación entre un entrenador y un jugador. No puede ser todo perfecto desde el principio hasta el final. Al comienzo de la temporada nos llevó tres o cuatro meses entendernos, trabajar, hablar de tenis y de la vida”.

“Ser número uno del mundo es lo máximo. Es algo que te permite escribir la historia de este deporte. Es difícil decir qué es más importante. Pero ambos han sido mis objetivos al principio de la temporada, y estoy feliz de haber sido capaz de conseguirlos. Ganar un Grand Slam y ser número uno en una sesión”, comentó el de Belgrado.

Para finalizar, habló de lo esencial que ha sido para él su rivalidad con Federer y Nadal y que lo ha ayudado a crecer y obtener estos resultados. “Nadal y Federer han sido muy buenos durante muchos años y ellos me han hecho ganar al menos uno o dos grandes, porque si quería ser número uno, tenía que estar a su nivel y ellos han sido muy consistentes también”.

Redacción MATCH TENIS

Comentarios

comentarios