SEMIFINALES DE BASILEA: VETERANÍA Y JUVENTUD

La actual edición del mayor evento de Suiza ha sido el marco perfecto para que dos generaciones se pongan de lado y lado. Roger Federer e Ivo Karlovic, la experiencia y el andamiaje en una parte; David Goffin y Borna Coric, el futuro y la posteridad del otro.

Foto: Croatian Sports

Foto: Croatian Sports

Las semifinales en Basilea han dejado dos enfrentamientos más que interesantes y que pone al descubierto dos posturas diferentes. Roger Federer e Ivo Karlovic que ya sobrepasan el club de los 30; mientras que David Goffin y Borna Coric apenas están en proceso de madurez. Sea cual sea la final va a dejar como resultado una batalla generacional.

La decimotercera cruzada entre suizo y croata parece tener una inclinación evidente hacia el exnúmero 1 del mundo. Jugando en su patio y ante su gente, Federer tiene los elementos necesarios para dejar afuera a Karlovic, potente desde el servicio pero endeble desde fondo de cancha. El helvético ha demostrado tener la fórmula para dejar indefenso al gigante de Zagreb y que los bombazos que éste despide desde su raqueta no sean una complicación para continuar en carrera en cualquier torneo. 11 victorias amplían el dominio de Federer, que ha sido capaz de poner en modo exánime a un rival peligroso desde la previa.

El de Croacia sólo ha podido herir la piel de Roger en una oportunidad y fue hace más seis años, un suceso del que tal vez sólo queden vagos recuerdos en la mente de ambos. Aquella vez, en Cincinnati, Karlovic necesitó tres sets para gritar por primera vez una victoria ante Federer y desde ahí, nunca más ha podido hacerle el más mínimo daño; ni siquiera ganarle un set en los cinco duelos posteriores.

Como siempre, la fina devolución del dueño de 17 Grand Slam será el arma principal para dejar sin aire al de Zagreb, que una vez más basará su estrategia en la efectividad de sus servicios y en lo poco que pueda hacer cuando suba a la red para acortar los puntos inexorablemente. Lo más lógico es que se repita la historia de 2007, cuando Federer sacó a Karlovic de las semifinales de Basilea con un doble tiebreak; aunque las 35 balas del croata y un fin de carrera que puede estar a unos pocos años pueden estar diciéndole al oído que es hora de volver a derribar al grande.

Otro de Zagreb quiere la gloria en Suiza. Borna Coric se cargó a Rafael Nadal y aspira a seguir con su fantasía viva y que llegue al clímax con un supuesto título. Aunque es cierto que en cuartos se encontró con la peor de las versiones del español, el croata de 17 años ha demostrado tener el nivel suficiente para pelear mano a mano con cualquiera. Y si derrotó al balear, ¿por qué no soñar con repetir la dosis a Goffin? Sin embargo, el belga es un escollo totalmente diferente, un jugador en pleno crecimiento en el 2014 y que ha visto luego desde Wimbledon la mejor fase de toda su carrera: seis títulos, dos de ellos ATP, y 40 victorias por sólo 2 derrotas es el saldo de un David Goffin dispuesto a engranar entre los grandes y ser protagonista de un circuito que cada día ve cómo actores de reparto quieren estar en las líneas principales.

Sin ningún enfrentamiento previo entre ambos, el del sábado promete ser un intenso lance desde fondo de cancha y quien arriesgue en la primera oportunidad puede tomar ventaja para estar en la final. Las cartas están sobre la mesa y sólo falta saber quiénes lucharán por el título. Hagan sus apuestas.

About The Author

Fabián Valeth Orozco @Harryelpote: Redactor en jefe de TenisBreak. Director y productor de radio y televisión, locutor y redactor. Amante del tenis y del periodismo deportivo enfocado hacia este deporte.

Comentarios

comentarios

Deja un comentario