ROLAND GARROS: SERENA, GRAND SLAMS Y “HURACÁN”, MUGURUZA

Hace dos años una tenista semidesconocida de apellido Muguruza derrotaba a Serena Williams en Roland Garros. Los expertos consideraban que podía ser un accidente, sin embargo, el tiempo ha demostrado que no fue un hecho aislado. La victoria de la joven Garbiñe sería el punto de partida a victorias cada vez menos sorprendentes frente a las jugadoras top: Sharapova, Radwanska o Kerber. La “Pantera” tuvo ocasión de vengar esa derrota y frustró el sueño de Muguruza para ser coronada en Wimbledon. Nuevamente sus destinos cruzan trayectorias brillantes en el torneo. Serena puede obtener el Grand Slam número 22 y Muguruza tiene la ocasión de inscribir su nombre en la historia del tenis.

Serena-Muguruza
Garbiñe Muguruza ha recorrido un camino repleto de altibajos en 2016. Brillante jugando en Copa Federación, demasiado irregular en primeras rondas de torneos. La tenista española ha experimentado un proceso de transformación sorprendente en las dos semanas parisinas. Todos eramos conscientes del potencial superlativo que poseía en su raqueta gracias a su derecha potente o el revés profundo que destruía la defensa de sus oponentes. Los últimos partidos han servido para disfrutar nuevas virtudes en el juego de Muguruza: dejadas para ganar puntos y estabilidad para someter a sus rivales desde el fondo de pista. Reduciendo al mínimo las dobles faltas que tantas pesadillas provocaron en el pasado reciente de Garbiñe ha conseguido minimizar las bolas de break en su contra. La técnica para intentar superar a Serena tiene varios puntos básicos: jugar al revés de la número 1 del mundo y siempre obligarle a golpear en carrera.

Serena Williams tampoco llegaba a París en modo arrollador como en temporadas anteriores. Mañana tendrá algunos enemigos invisibles en pista: Stefi Graff, Kerber y la presión de hacer algo único. La derrota frente a Kerber en Australia es un toque de atención importante porque la menor de las Williams sufre más en los intercambios que en épocas gloriosas recientes. La número 1 del mundo ha dominado la WTA en la última década por diversos motivos: mejor sacadora del mundo y algo más importante, competitividad extrema independientemente de su nivel de juego. El duelo entre las derechas más contundentes del circuito puede resultar vital. Precisamente, en los últimos tiempos donde Serena ha tenido más problemas el servicio ha sido la llave que abrió las puertas hacia la victoria.

Las casas de apuestas otorgan más probabilidad de victoria a Serena. El “Huracán” Muguruza no tiene absolutamente nada que perder y buscará sacar de la pista a Serena cargando el juego sobre el revés de la norteamericana. Dos tenistas nacidas para dominar a través de golpes debastadores, las condiciones lentas de la pista benefician a Muguruza porque los desplazamientos laterales de Serena cada vez generan más dudas. Una de las mejores tenistas de todos los tiempos examina al “Huracán” Muguruza para doctorarse en la catedral de la tierra batida.

About The Author

Alejandro Pinedo Solano: @Alejandropine29 El ojo de halcón da otra visión del tenis. Juego a juego, se ganan los partidos y el respeto

Comentarios

comentarios