RADEK STEPANEK: “LUCHÉ HASTA EL ÚLTIMO ALIENTO, PERO ES MOMENTO DE IRSE”

Esta temporada 2017 ha estado llena de momentos emotivos. Grandes regresos, graves lesiones, y algunos espectáculos de esos que brindan algunos jugadores que siempre durante su carrera tomaron la decisión de animar el circuito profesional.

Esta vez el final llegó para un carismático tenista nacido en República Checa hace 38 años, de esos que cada vez quedan menos, fue siempre un gran jugador de singles, y alcanzó el número 8° del mundo en 2006, y su talento es tan grande, que le permitió llegar a la 4° posición en dobles en 2012, demostrando que podía jugar en cualquier situación.

Stepanek logró ganar cinco títulos individuales y llegó a siete finales más, pero fue en dobles donde encontró su mejor acomodo, y asimismo mejores resultados: ¡18 títulos!, dos de Grand Slam y dos máster 1000.

El checo fue uno de esos jugadores que creyó hasta lo último en hacer ‘saque y red’, y siempre brindó espectáculo en las canchas del mundo con su particular estilo de juego, y su alocada manera de vestir; un tigre, un dragón y hasta la ciudad de Nueva York hicieron parte de su vestuario con el que se ganó la admiración y los aplausos de todo el mundo del tenis.

Sin embargo, entre toda una larguísima carrera que empezó en 1996, hubo algo que siempre dio un valor agregado a su juego. Siempre que defendía los colores de su país, Stepanek era un jugador diferente, corría más, golpeaba más, sacaba más fuerte y dejó siempre todo por su país.

Su carrera con su país se resume en grandes momentos de gloria que convirtieron a Republica Checa en un rival siempre a tener en cuenta. Junto a Tomas Berdych consiguieron la ‘ensaladera’ en 2012 y 2013, siendo en ambas confrontaciones Stepanek quien le diera el quinto punto y título a los checos.

Su última proeza, fue sin duda en los Juegos Olimpicos de Rio 2016, donde también que la bandera de su país, le otorgó la medalla de bronce en dobles mixtos haciendo pareja con Lucie Hradecka.

Esta última temporada tan solo pudo disputar dos torneos (Doha y el Abierto de Australia), dejando así un récord de 384- 302 en el total de su carrera.

“Sé que una carrera en el tenis es limitada, pero quería alargarla lo máximo posible. Tenía que ser realista. Luché hasta el último aliento, pero es momento de irse”, declaró en rueda de prensa en Praga, para explicar la despedida de la que fue su vida los últimos 21 años.

About The Author

“Juan Pablo Galvez Beayne, comunicador social y periodista deportivo, especialista en tenis, en Twitter como @jpbeayne”

Comentarios

comentarios