‘PISTOL’ PETE SAMPRAS, MAGIA PURA

Pete Sampras of the US kisses the trophy after defeating Australia's Pat Rafter in the men's final at Wimbledon in this July 9, 2000 file photo. Sampras, the 14-times grand slam champion, is appearing in the final seniors tour event of the year, having recently rekindled his passion for the sport he dominated in the 1990s. The American's vice-like grip on tennis was at its most destructive in London and especially Wimbledon, where he chalked up seven major titles between 1993-2000.  To match feature TENNIS/SAMPRAS    REUTERS/Kieran Doherty/Files  (BRITAIN)

www.theplace2.ru

Como una ráfaga, como un avión, ‘Pistol’ Pete Sampras me enseñó a querer el tenis. Wimbledon era su patio trasero y Roland Garros su torneo esquivo. Muy posiblemente su manera de jugar, con su saque potente, sus aces decisivos y su técnica de maestro, hicieron que el tenis progresara y se consolidara aún más en los 90’s. La lucha con André Agassi hizo que muchos madrugaran y se trasnocharan por mirar esos duelos épicos. No hay duda Sampras marcó una generación para los amantes del tenis y de muchos jugadores hoy en día, así es, Roger Federer es uno de ellos.

Los hechos me demostraron que su amor por el tenis era inmenso, no cabe duda que para Sampras era mantener un estilo y dejar huella, su raqueta vieja para finales de los noventa mostraba un hombre clásico que no le gustaba mucho lo nuevo pero que aun así, mostraba el mejor tenis del mundo. El de Chicago no solo era experto en césped, aunque no pudo ser campeón en Roland Garros su versatilidad lo llevo a semifinales en 1996 hecho más que destacable para su conocido rechazo a esta superficie.

Nunca olvidaré un partido de Sampras en segunda ronda de Wimbledon frente a Karol Kucera, así no haya sido el más representativo de su carrera si es el que más recuerdo. Fue el último de la jornada en la cancha central, mis diez años me hacían apenas consiente de la importancia que tenía este torneo para él. Era un 26 de junio del 2000 y su servicio estaba mejor que nunca, Kucera se lo notaba inspirado al punto de quitarle un set, el estadounidense luego del despiste de la segunda manga no fue el mismo, mejoro en todos los aspectos y venció cómodamente 7-6(9), 3-6, 6-3, 6-4 para luego ganar el título de ese año. Ese encuentro dejo la huella para practicarlo y admirar este deporte.

Seguramente muchos se identifiquen igual que yo con Sampras, que sin dudas a mí me genero placer, por lo que el represento en mí vida y en lo que se de este deporte. Es el mejor de la historia en cuanto a lo que yo he visto, y sé que existen más, con más títulos y más reconocimientos. Pero yo el juego de Sampras no lo volví, ni lo volveré a ver, me desperté viéndolo, me dormí viéndolo y lo más importante me enseño lo que es el tenis.

Esta semana está de cumpleaños y este es un sencillo homenaje a una leyenda del tenis, que dejo huella en varios de nosotros, pero sobre todo en mí, como amante de este deporte. Feliz Cumpleaños ‘Pistol’ Pete, que sean muchos más.

About The Author

Andrés Laguna. Twitter: @andreslagunam Periodista en MATCH TENIS

Comentarios

comentarios