PEREIRA FESTEJA SU PRIMER TÍTULO WTA A LOS 27 AÑOS

Brasil vuelve a festejar. Después de 27 años logra un título WTA y lo hace de una manera gigante. Teliana Pereira dominó de principio a fin. Sin perder un solo set en el torneo, venció a cada una de sus rivales a su antojo. La solidez y la constancia pudieron más que los potentes golpes y la gran contextura física de sus contrincantes. No hubo jugadora que le pudiera quitar siquiera un pedacito de partido y gracias a todo eso, se consagró campeona del torneo más importante de Latinoamérica, el Claro Open Colsanitas.

Desde el día martes -debutó en el evento- quedó demostrado que la residente en Curitiba venía por el título. Sin mayores contratiempos fue superando a las  rivales que se le cruzaron en el camino. El lado del cuadro en el que estuvo no era el más asequible. La italiana Francesca Schiavone,ex campeona de Roland Garros, fue su primera víctima, y desde ahí no paró; venció  a Mandy Minella en un apretado encuentro. Lourdes Domínguez Lino, ex campeona de este evento en dos oportunidades, tampoco pudo con la morena; en semifinales despachó a casa a la gran favorita y siembra uno del torneo, Elina Svitolina, que no pudo hacer nada ante la regularidad y constancia de la brasilera. Y finalmente, este domingo derrotó a la única jugadora en la historia del tenis, que ha ganado un golden set (se llevó un parcial en Wimbledon 2010, sin ceder un punto).

La final no era fácil, en frente estaba la siembra cinco del torneo, Yaroslava Shvedova, que eliminó a la jugadora puertorriqueña y revelación de la región Mónica Puig. Después dejaría en el camino la tenista colombiana Mariana Duque-Mariño.

Todo estaba dado para que fuera un gran juego. Las tribunas del Club El Rancho estaban colmadas de aficionados, situación  que generaba una atmósfera increíble en el campo central, ese mismo que ha visto a cinco colombianas coronarse campeonas. De inicio las dos tuvieron problemas con sus saques, se quebraron en cuatro oportunidades el servicio -dos por lado- y esto generó una paridad en el set, que llevó a que se definiera en el tiebreak. Allí fue donde Pereira se impuso con  regularidad por 7-6(7-2).

Para el segundo set la confianza de Shvedova bajó demasiado y aunque buscaba ganar  puntos con tiros ganadores, la gran mayoría de estos salían por su impaciencia. Así fue como Teliana Pereira, después de una hora y 20 minutos, lograría cerrar el encuentro con un cómodo 6-1.

Su raqueta voló, al darse cuenta que el último tiro de la kazaja había salido y sus manos se posaron en ese rostro que rebosaba alegría en incredulidad, debido a la hazaña que había conseguido. Con el título, acabó con la sequía de cetros en su país (Dias-Barcelona 1988), y plasmó su mejor semana en el circuito profesional.

 

About The Author

Andrés Laguna. Twitter: @andreslagunam Periodista en MATCH TENIS

Comentarios

comentarios