PENSANDO EN EL 2015

Las exponentes del tenis femenino ya tienen la mente para la próxima temporada. Las grandes candidatas sacan a flote sus aspiraciones y apuntan bien alto de cara al 2015. Se viene una batalla titánica en el circuito de la WTA.

Foto: Getty Images

Foto: Getty Images

Fin de año y los anhelos ya toman forma para muchas tenistas. Con la idea de hacer del próximo año un tiempo de buen juego y que se acompañe de logros, muchas de las jugadoras que viven en la parte alta del ranking ya tienen sus pedidos para los meses venideros. Ganar, ganar y ganar es tal vez una de las palabras más repetidas por ellas en estos tiempos de reflexión, descanso y puesta a punto y que buscan materializarlo en el curso que está a nada de iniciar.

Una de las más motivadas es la número uno del mundo. Serena Williams ya sabe lo que quiere para el 2015 y lo resume en una sola frase: “Ya estoy pensando en ganar mi 19º Grand Slam”. Hace nada alcanzó su 18º corona en su casa, en Flushing Meadows, y aseveraba que era un sueño inimaginable. “Yo realmente no creía que pudiera llegar alguna vez al 18º. Nunca me hubiera imaginado que iba a ser mencionada a la par de Evert o Navratilova, porque yo era sólo una niña con un sueño, con una raqueta en la mano”.

Tras un 2014 donde no vio su mejor andar en los grandes torneos, la menor de las Williams encontró en su país las dos semanas perfectas para encajar una copa más. Ahora ya tiene en mente la siguiente y por qué no, alcanzar la envidiable cifra de los 22 de Steffi Graf. “Yo ya estoy pensando en ganar mi 19º Grand Slam. Voy de a poco, sin apurarme”, puntualizó. Y además tiene la confianza de su entrenador, Patrick Mouratoglou, quien afianzó sus deseos de que su pupila supere la marca. “Quiero que Serena rompa la marca de 22 Grand Slam de Steffi Graf”.

Petra Kvitova no se queda atrás y su rotulo para el siguiente curso es claro y sencillo: “Quiero tener mejores resultados en los Grand Slam, y además, un día quiero ser la número uno del mundo”. Aunque ya estuvo cerca de la más alta posición del ranking femenino (fue número dos en 2011), la checa pone su vara en lo más alto para sentir la dicha de ser la reina del circuito de las mujeres.

Sus mejores logros en carrera los ha logrado en el césped de Wimbledon, una superficie que se acomoda perfectamente a sus condiciones de juego que se basan principalmente en la potencia de su servicio y la seguridad con la derecha. Pero quiere más y una de las grandes ideas es coronarse en los otros grandes de la temporada. “Wimbledon fue lo más destacado del año. He ganado mi segundo Grand Slam y tener dos trofeos de ese torneo en casa de mis padres no significa absolutamente todo para mí”, agregó la cuatro de mundo quien además tuvo el lujo este año de ganar una vez más la Fed Cup para su nación.

Pero los sueños también apuntan sobre otros horizontes. Una antigua campeona de Grand Slam quiere volver a sentir los sabores de tener un magnánima copa sobre sus brazos. Ana Ivanovic, ganadora de Roland Garros en 2008, tiene un objetivo para el próximo año: “Estuve número uno del mundo y quiero darme la oportunidad de volver allí. Así que estoy trabajando duro para regresar. Y, por supuesto, ganar otro Grand Slam es mi sueño”. Y sí, la serbia ya sabe lo que estar en lo más alto de las colocaciones femeninas. Justamente luego de ganar en la arcilla parisina logró colarse en lo más alto durante nueve semanas y más tarde durante tres.

Para lograr lo anterior, la número cinco del mundo tiene unas buenas bases que la respaldan. Su buen 2014, donde capturó cuatro títulos, la catapultó como una de las más destacadas y la impuso nuevamente en la esfera del Top 10, algo que no lograba desde hace cinco años. “Uno de los aspectos más alentadores del año fue haber derrotado a las grandes jugadoras. El siguiente paso es ser más consistente en los Grand Slams. Realmente creo que puedo hacerlo. Y eso es lo que necesito para ganar otro Grand Slam”.

Tres jugadoras con el pulso firme y certero y que buscan en el 2015 un año lleno de glorias y satisfacciones. ¿Todas lograrán sus cometidos?

Redacción MATCH TENIS

Comentarios

comentarios