PASEMOS A LA TIERRA

Foto: Mutua Madrid Open

Foto: Mutua Madrid Open

 

En el pasado han quedado los primeros tres meses del año, tiempo en el que Novak Djokovic demostró un absoluto dominio en el circuito masculino, con sus triunfos en los tres torneos más importantes que hasta ahora regista el calendario (Australia, Indian Wells y Miami). Sin embargo. el paso del asfalto a la tierra batida deja varios interrogantes abiertos. ¿Seguirá el dominio de Djokovic? ¿Rafael Nadal volverá a ser el mismo de la década anterior? ¿Quién hará oposición a la élite del tenis masculino? 

Seguramente los anteriores interrogantes se irán resolviendo con el paso de esta gira de canchas lentas, que en el pasado tantos réditos le dio al continente sudamericano. Trece torneos, divididos en nueve semanas y conformados por un Grand Slam (Roland Garros), tres Masters 1000 (Montecarlo, Madrid y Roma), dos ATP 500 (Barcelona y Hamburgo)  y siete ATP 250 (Houston, Marrakech, Bucarest, Munich, Estoril, Estambul, Ginebra y Niza), será el camino que deberán recorrer los tenistas hasta la primera semana del mes de junio para saber quien es el rey del polvo de ladrillo. 

Novak Djokovic aparece como el jugador a destronar. Después de un primer trimestre en el que levantó una y otra vez las manos, en sinónimo de victoria, el serbio buscará en esta gira de canchas lentas uno de los pocos pendientes que tiene en su carrera, ganar Roland Garros, ¿Pero lo logrará?. Más allá de su nivel, que es superlativo y su estado físico que se asemeja al de una maquina en perfectas condiciones, el de Belgrado deberá conllevar de la mejor manera esa presión que se interpondrá entre él y París, pues recordemos que no es algo fácil de llevar, o sino que lo diga Roger Federer, que debió esperar varias temporadas para celebrar allí. 

Sin Roger Federer enfocado en esta gira por calendario y una que otra lesión,  y con un Andy Murray que al parecer está pensando más en su primer hijo, que nació hace unos meses, el jugador llamado a hacer oposición al número uno del mundo es Rafael Nadal. El español, que dominó a placer esta parte del año durante la última década, buscará como el ave feníx, renacer de las cenizas. El mallorquín se ve ante una oportunidad de volver a ser aquel que destelló al planeta tenis y bailó a quien quiso en esta superficie. Sin títulos desde casi un año (Roland Garros 2015), el actual número cinco del mundo intentará potenciar su tenis en un terreno que lo dejó instalado para siempre en el olimpo de este deporte. 

Finalmente se presentan jugadores como Dominic Thiem, David Goffin y  Nick Kyrgios, que podrían dar el asalto a la élite de este deporte en los próximos dos meses, y aunque no vayan a ser dominadores de esta gira, claramente podrían dar un golpe de autoridad en los grandes eventos. Thiem brilló en la gira sudamericana de canchas lentas, Gofffin está a puertas del top 10, después de llegar a semifinales en los Masters 1000 de Indian Wells y Miami y Nick Kyrgios, el jugador más completo de los anteriormente mencionados, en un día de inspiración podría ganarle a cualquier jugador top. 

Con estos supuestos empieza la apasionante gira de polvo de ladrillo, que como todos los años nos dará grandes emociones, juegos vibrantes y partidos para nunca olvidar. Es hora de adentrarnos en la temporada de la tierra batida. ¡Bienvenidos! 

About The Author

ANDRÉS VARGAS PERAZA: @andresvarperaza. Periodista especializado en tenis. Exjugador de tenis con puntuación ITF. Miro el deporte desde una perspectiva diferente. Estuve en el lugar del deportista, ahora del periodista. Director y editor del portal www.matchtenis.com.

Comentarios

comentarios