[PARTE 1] LOS DOCE AÑOS DE GABRIEL SÁNCHEZ, AL FRENTE DE LA FEDERACIÓN COLOMBIANA DE TENIS

[Primera entrega] El tenis colombiano se encuentra en transición de un periodo presidencial después de doce años y por esa razón, Match Tenis, entrevistó a Gabriel Sánchez Sierra, quien hasta el 31 de mayo estará al frente del ente que rige el tenis nacional. En esta primera entrega, el exitoso empresario y actual presidente, nos cuenta cómo llegó a la Federación Colombiana de Tenis, el proceso de quiebra que afrontó, los objetivos que se trazó y varios episodios que marcaron su llegada al cargo.

Andrés Vargas Peraza, director de Match Tenis y Gabriel Sánchez Sierra, Presidente de la Federación Colombiana de Tenis

Pregunta: Para empezar, ¿qué relación tiene con el tenis?

Respuesta: Es algo raro, muy raro porque en mi familia nadie jugó tenis y es algo que no puedo explicar. Cuando comencé a jugarlo ya era tarde, lastimosamente. A los veintitantos años en la Universidad cuando estaba becado en Estados Unidos y desde ahí, en el momento que cogí una raqueta de tenis nació mi amor por este deporte.

Pero no solo lo hice competitivamente, sino también a nivel de dirigencia. Fui presidente del América Tenis Club y estuve en el comité técnico durante varios años.

P: ¿Qué lo motivó a aspirar a la Presidencia de la Federación Colombiana de Tenis?

R: Yo nunca aspiré a la presidencia de la Federación Colombiana de Tenis. Me llamaron como empresario que soy, porque estaba quebrada. Cuando yo llegué había una crisis y me pidieron que si podía ayudar en el Comité Ejecutivo. La situación era tan drástica que se hizo una rotación y me preguntaron que si me animaba a liderar esa empresa que estaba quebrada, con mala imagen y tenía una mala relación con los jugadores. Necesitaban a alguien que le dedicara tiempo al tenis y fuera empresario para sacar esto de la olla.

P: ¿Cómo era la Federación Colombiana de Tenis cuándo usted llegó al cargo de presidente? 

R: Tenía problemas serios con los jugadores (Zuluaga se quejaba que no se le había pagado, Pablo González, Michael Quintero, igual). La relación con Colsanitas era inexistente. No había relación con los medios de comunicación. Además, tenía una deuda violenta: 660 millones de pesos (lo que hoy equivale a 1000 millones de pesos). El desprestigio era muy grande, en sí ese era el resumen.

P: La FCT estaba en quiebra. ¿Cómo fue el proceso para sacarla de esa crisis financiera?

R: El primer año pagamos una cantidad grande, más de 200 millones pesos y se quedaron debiendo 440 millones. La opción era seguir pagando deudas o meternos en ley 550. Entonces conseguimos un muy buen asesoramiento y logramos que la Cámara de Comercio de Bogotá le creyera a esta Federación que era viable como empresa y se reestructuró la deuda de 440 millones a diez años con cuotas de 44 millones anuales que se terminaron de pagar en diciembre de 2015 de la forma más exacta. De esta manera logramos sacarla a flote.

P:  Al llegar a la presidencia tenía unos objetivos marcados, ¿Puede decirnos cuales fueron?

R: Primero que todo tuve la fortuna de tener un buen asesoramiento de David Sanz, gurú del tenis español y le dije: esto está mal y me gustaría tener tu opinión sobre los 10 mandamientos de una Federación, a sabiendas que esta no era la francesa, la española, la británica o la estadounidense. Y partir de allí se comenzaron a linear objetivos muy importantes.

1- Copa Davis: un país que no tenga equipo no figurará en el mundo del tenis. Lo logramos y aunque no subimos al grupo mundial, lo consolidamos.

2- Tener un circuito juvenil competitivo:  Hay voces que dicen que es bueno volver al pasado, pero también hay voces muy serias que dicen que nosotros logramos fortalecer bien el circuito juvenil colombiano.

3- Desarrollar el tenis juvenil colombiano: hoy en día puedo decir que nunca hemos tenido cinco jugadores top 100: en mujeres Emiliana Arango, María Camila Osorio, Sofía Múnera y en hombres, Sergio Luis Hernández y Nicolás Mejía. Lo logramos.

4- Organizar la Federación Colombiana de Tenis administrativamente: Me da risa cuando hay gente que dice que lo único que hice fue sanear la situación económica de la Federación Colombiana de Tenis, y esas personas piensan que en esto se vive del aire.

5- Tenis Senior en Colombia: prácticamente no existía y por eso creamos el circuito interclubes senior que hoy en día ya tiene más de 10 años de estarse desarrollando en los clubes más importantes de Colombia (Más de 1000 jugadores en categorías 1º, 2º, 3º, 4º). Aunque esto también me dejó insatisfacciones porque pensé que vinculando a los senior también apoyarían el tenis colombiano, pero eso no fue así.

P: ¿Haciendo una autocrítica, cuéntenos que no pudo cumplir?

R: Hubiera querido más dinero para desarrollar el tenis juvenil. Cuando lo tuvimos se lograron éxitos como el de Juan Sebastián Gómez, siendo número 1 del mundo y ganando los Juegos Olímpicos de la Juventud en Singapur. De esos proyectos salieron jugadores como Juan Carlos Spir, que sí hubiera tenido apoyo sería un gran tenista hoy en día. También se hicieron Eduardo Struvay y Daniel Bendeck.

1- Ojalá hubiéramos podido tener mucho más desarrollo en el tenis juvenil colombiano y en su transición.

2- Intentamos aumentar la carnetización. La duplicamos, pero no logramos lo que queríamos. Acá hay un concepto errado: ¿Qué me van a dar por 40.000 pesos que cuesta el carnet? No hay conciencia como en otros países de que con ese dinero se aporta al futuro del tenis colombiano.

3- Me hubiera gustado potencializar el Centro de Alto Rendimiento. Hemos tenido a los mejores jugadores del país allí, pero se pudo hacer mucho más.

4- Una sede para la Federación Colombiana de Tenis, pero fue imposible: la ecuación era simple, teníamos una sede o gastábamos el dinero en el desarrollo del tenis.

P: Puede hablarnos de proyectos como el del área de Preparación Física, Psicológica y en el área de Mercadeo.

R: -Preparación física: se ha logrado concientización por parte de la gente, pero falta mucho. Para mi esa es la gran deficiencia del tenis colombiano. Eso tiene que ver con que no hay cultura. Pueden tener el mejor preparador físico y las instalaciones, pero si el jugador no está mentalizado y educado para que trabaje solo, no sirve de nada.

-Preparación psicológica: no me preocupa tanto. Lo dice el gurú de la preparación física Pat Echeverry: el 85% de la fortaleza mental está en las piernas. Uno sí está bien preparado psicológicamente está fuerte. Es importante pero definitivamente no es lo esencial.

-Área de Marketing: es un tema muy difícil pero no tengo frustración por una razón. Lastimosamente el deporte en Colombia no es apoyado por la empresa privada. Acá no invierten en el deporte. Lo hacen por hacer favores, trueques y ayudar, pero nada más. La empresa privada tiene que tomar conciencia de que se invierte y no que se hace favores. Son pocos los que realmente apoyaron el tenis y casos puntuales como Bavaria, Colsanitas, Milo y Celsia.

 P: ¿Cumplió sus expectativas en estos doce años que ejerció la presidencia de la Federación Colombiana de Tenis?

R: Sí las cumplí. Salgo muy satisfecho y di lo mejor de mí. Le entregué muchísimo al tenis e hice muchos sacrificio, incluso familiares, económicos y no me duele porque me voy muy contento. Yo dejé de ser un empresario exitoso en el sector de la energía para venir a hacer un trabajo con la Federación y no me duele.

P: ¿Qué fue lo más difícil de ser presidente?

R: Lo más difícil de ser presidente fue conseguir financiamiento, por todo lo que dijimos anteriormente. Qué difícil es pedir una cita con un presidente de alguna compañía y que llegue uno y lo atienda una persona de tercer nivel. Lo peor, sentir que le dicen a uno te vamos a ayudar, te vamos a hacer un favor. Eso es absolutamente frustrante.

Desde el punto de lo deportivo lo más difícil fue haber perdido la posibilidad de ascender al Grupo Mundial de La Copa Davis ante Japón en Pereira.

P ¿Y lo que más disfrutó?  

R: los doce años se fueron volando porque yo venía aquí contento, con la satisfacción de hacer lo que me gusta. Triunfos como de Juan Sebastián Cabal (Australia Open 2017), Santiago Giraldo (Gira de arcilla 2014), Mariana Duque (campeona Bogotá 2010), Robert Farah (finalista de Wimbledon 2016) y las clasificaciones a los mundiales juveniles.

Espere este miércoles la segunda entrega donde se tocan temas espinosos como la financiación de sus viajes y sus decisiones autoritarias, como no dar el aval para que Emiliana Arango jugara la Gira Europea. 

About The Author

ANDRÉS VARGAS PERAZA: @andresvarperaza. Periodista especializado en tenis. Exjugador de tenis con puntuación ITF. Miro el deporte desde una perspectiva diferente. Estuve en el lugar del deportista, ahora del periodista. Director y editor del portal www.matchtenis.com.

Comentarios

comentarios