PAIRE QUIERE SALIR DE LAS “CUEVAS”

El jugador galo ha vuelto a recuperar sensaciones positivas en el torneo de Bastad (Suecia). Cuando Paire juega centrado en su tenis y con despliegue de sus grandes recursos en pista, es un rival muy complicado. Su contrincante, entre tanto, ha tenido una evolución magnífica el último año, incluso entrando en el top 20. Necesitará algo más que golpes geniales para doblegar a un fajador incansable en tierra como Pablo Cuevas.

Foto:  Carlos Legum

Foto: Carlos Legum

Una gran oportunidad para salir del pozo de resultados en el que naufraga, mientras que el uruguayo atraviesa el mejor momento de su carrera deportiva (puesto 25). Benoit Paire alcanzó la cúspide en 2013 con 24 años: era uno de los -curiosamente- veinticinco mejores tenistas del mundo. Su servicio era un martillo en las raquetas de sus rivales y romperle el saque era casi misión imposible. Sin embargo, su mente no evolucionó al mismo nivel que su enorme talla tenística, las desconexiones fueron la sintonía del talentoso jugador francés y la factura ha sido cuantiosa, porque ahora está cerca del puesto 80 del escalafón. Su derecha no carburaba y las dobles faltas conseguían que Paire desapareciera en los partidos.

Pero esta semana, en Bastad, ha recuperado su mejor versión dominando con la derecha y rompiendo el ritmo con las dejadas. Su victoria ante Goffin nos recordó esa derecha eléctrica que mandaba a sus rivales por detrás de la línea.

Por otro lado, Pablo Cuevas, desde el año pasado le ha cogido el gusto a conquistar torneos títulos de tierra batida. No tiene un saque poderoso, pero la solvencia desde el fondo de pista lo convierte en un jugador especialmente rocoso. Ha superado el miedo a las rondas finales y se postula como un gran aspirante a ganar el título.

Experto en alargar los intercambios extenuantes con sus adversarios, precisamente alargar los puntos es la mejor fórmula para encontrar la versión más indolente y errática de Paire. Jugar una bola extra y realizar golpes profundos con la derecha es el plan maestro que desarbolará al jugador francés. Para Cuevas, el salto al trampolín de los mejores 30 tenistas del mundo empezó en Bastad, allí en donde el renacimiento del 2014 puede ser el de este año para Paire.

Un factor a tener en cuenta es la mayor capacidad para bloquear los ataques de Cuevas. El uruguayo sabe sufrir en tierra batida y levantar jugadas casi imposibles. Las posibilidades de Benoit Paire nacen de abandonar la apatía en el vestuario y mancharse los calcetines para medirse al titánico luchador Pablo Cuevas.

 

About The Author

Alejandro Pinedo Solano: @Alejandropine29 El ojo de halcón da otra visión del tenis. Juego a juego, se ganan los partidos y el respeto

Comentarios

comentarios