NISHIKORI Y FERRER VAN POR ACAPULCO

En Acapulco los favoritos tampoco fallaron. Uno y dos de la preclasificación se medirán en el partido de la final este sábado en la ciudad mexicana en lo que será un partido cargado de vértigo e intensidad.

David+Ferrer+Kei+Nishikori+Sony+Ericsson+Open+ZVjZCF-S9Kyl

Kei Nishikori tiene motivos para sonreír: boleto a la final y asegurado el puesto número 4 del ranking mundial. El japonés no la tuvo fácil en su partido de semifinales pero al final terminó imponiéndose su jerarquía de top ten para sacar a Kevin Anderson por 6-2, 3-6, 6-3. El actual cinco del mundo inició soberbio, con la raqueta inspirada y dejar casi anonadado al de Johannersburgo, que sentía como sufría con su servicio a pesar de ser uno de los más potentes del circuito. Nishikori supo controlarlo, aprovechó sus oportunidades y cerró el primer set.

Sin embargo, la regularidad se fue apagando como el día le daba paso a la noche y fue Anderson quien terminó imponiéndose en el segundo motivado por la ansiedad de revertir un camino que parecía el mismo que unas semanas atrás le dio al nipón el título en Memphis. Pero al final Nishikori se impuso, terminó mejor de piernas y jugó sus últimos cartuchos ante un rival más desgastado y evidentemente fatigado.

Y es que la humedad de Acapulco fue protagonista en el segundo encuentro. David Ferrer, que hace unas semanas estaba peleando por el título en Río de Janeiro, demostró una vez más que sigue siendo un inoxidable y en México alcanzó la quinta final, algo que nunca nadie había logrado en la historia. Para lograr aquello inició de menos a más, ante un Ryan Harrison inspirado pero que fue controlado por un Ferrer que vive un 2015 casi sensacional. Luego del primer set para el estadounidense, todo fue para el español, quien le encajó dos 6-0 al jugador que venía de dejar en el camino a Grigor Dimitrov e Ivo Karlovic. Fue un 4-6, 6-0, 6-0 para David que demostró entereza en la pista y que cuando de dominar se trata puede ser un huracán.

Nishikori y Ferrer van por el cielo en Acapulco. En un partido que vivirá este sábado su undécima edición ambos tendrán un único objetivo en mente pero deberán romper antes algunos esquemas para intentar llegar al triunfo. El de Javea no solo luchará con el historial en contra (3-7), sino también con el recuerdo vivo de que ha perdido los últimos cinco partidos ante el de Shimane, no le gana desde 2013 y el encuentro de este año, en Australia, tampoco quedó de su lado. El japonés tratará de que la historia no sea su presa y la confianza lo aleje de su primer título en el continente americano. Intensidad, emoción y regularidad, tres condimentos que entrada la noche del sábado serán los protagonistas.

Redacción MATCH TENIS

Comentarios

comentarios