NIKOLAY DAVYDENKO BAJA SU TELÓN DEL TENIS

El ruso, de 33 años, anunció su adiós al tenis de manera definitiva en una rueda de prensa en las instalaciones de la Kremlin Cup, evento que se juega esta semana en su país.

Foto: Getty Images

Foto: Getty Images

Desde hace tiempo parecía ser un secreto a voces aunque no había nada oficial. El día llegó y Nikolay Davydenko anunció su retiro del tenis profesional, después de 15 años de carrera, acosado por su cuerpo un poco desgastado para ejercer este deporte de manera competitiva. “Tengo 33 años. He ganado 21 títulos ATP World Tour, incluyendo tres Masters 1000 y un Torneo de Maestros en Londres. No tengo remordimientos por no haber ganado un Grand Slam o no haber sido número 1 del mundo. He estado en el Top 10 durante unos cuatro años”, ese fue el prólogo del libro que deja Davydenko en la historia del tenis, un texto que tiene como última página la arcilla de Roland Garros y su partido de primera ronda ante el holandés Robin Haase, donde cayó sin respuestas en tres sets y con una mente ya empecinada en decir “ya basta”. “Decidí retirarme en junio después de Roland Garros. Sentí que no podía jugar al nivel al que solía jugar. He entrenado dos veces al día, pero sentía que no podía alcanzar los resultados que esperaba. Pero estaba esperando el momento en el que pudiese levantarme y decirme a mí mismo que era suficiente”

Precisamente la arcilla parisina fue uno de los Grand Slams que lo vio llegar a semifinales (2005 y 2007), su pico más alto en los torneos más importantes del tenis. Y aunque tuvo el nivel para ganar uno de estos codiciados trofeos, nunca pudo besar el cielo; pero como él mismo lo dice “no tengo remordimientos”. Nikolay, ucraniano de nacimiento pero ferviente representante de la bandera rusa durante todo su profesionalismo, se lleva consigo un Torneo de Maestros, ese preciado campeonato al que pocos asistente a fin de año y que son escasos los que pueden exhibir en sus vitrinas. Tiene en su bolsillo derecho tres Masters 1000 conquistados en tres continentes distintos: Miami, París y Shanghái; y en el izquierdo otros 17 que los logró sudando excesivamente, batallando como pocos y sufriendo como sólo él lo pudo hacer.

Su velocidad en cancha y su capacidad de atacar en una milésima de segundo lo catapultó como uno de los mejores y más respetados del circuito. Su personalidad, tan parecida al frío ruso, no fue impedimento para que llegara a ser un tenista apreciado por más de uno. Uno de los sabios del tenis. Adelaida, en 2002, quedará en el recuerdo como el lugar donde gritó por primera vez campeón y el punto de inflexión para volver a decir esa palabra mágica 20 veces más. Desde ahí, seis ciudades más fueron escenario de las hazañas del ‘Hombre de Hielo’ (Estoril, Múnich, Moscú -2 títulos-, Pörtschach -2 títulos-, Sopot y New Haven) hasta ganar su primer Masters 1000, su primera gran consagración en la élite que iniciaría en París en 2006 y dos años más tarde se trasladaría a Miami (torneo que lo terminó conquistando usando tan sólo una raqueta), allí venciendo a uno de los jugadores top con el que quedó con récord positivo en el frente a frente, Rafael Nadal. Ese mismo por el que algún día dijo “le tengo tomada la medida” y al tenista que más finales le ganó en toda su carrera (3).

Pero el 2009 sería su momento de gloria y satisfacción plena. Conquistó seis títulos, entre ellos el Masters de Shanghái (venciendo a Rafael Nadal) y consagrándose como ‘Maestro’ en la primera edición del Masters en Londres. Su víctima fue Juan Martín del Potro, por ese entonces campeón reinante del US Open. Desde ahí, su palmarés pondría punto final con dos trofeos más: en Doha, ante su presa preferida, Nadal, y Múnich ante Florian Mayer.

Ya con 33 años y con cuatro meses sin pisar una pista del circuito ATP, Nikolay Davydenko da el paso al que muchos le temen o le escapan. Moscú, su ciudad de residencia, lo vio cómo tomó una de las decisiones más duras pero a la vez más importantes para cualquier deportista. Su cuerpo ha mermado para el tenis, ya no es el mismo de antes y ante eso, es mejor dar un paso al costado. “Desafortunadamente, desde hace unos años, he estado luchando con lesiones. Es duro para mí hablar de ello. He estado pensando sobre cuándo anunciarlo. El momento ha llegado. Tengo toda mi vida por delante. Anuncio oficialmente mi retirada del tenis profesional”

Un adiós que vale mucho. Un tenista que no sólo luchó para sí mismo, sino también para su país; allí quedará plasmada la Copa Davis que ayudó a entregarle a Rusia en 2006. Ahora vendrá un camino diferente acompañado fielmente por su esposa y su hija, tal vez un mundo en el que ayude al tenis desde lo organizacional o como él mismo lo expresó “en los negocios y en las finanzas”. Se va una de las derechas más infernales del circuito, capaz de destrozar a cualquier rival que se apareciera en frente de la red. Hoy ese drive se ha apagado y se ha transformado en hielo. Davydenko baja su telón del tenis.

About The Author

Fabián Valeth Orozco @Harryelpote: Redactor en jefe de Match Tenis. Creador de TenisBreak. Director y productor de medios de comunicación. Amante del tenis y del periodismo deportivo enfocado hacia este deporte.

Comentarios

comentarios

Deja un comentario