MURRAY CELEBRÓ SU CUMPLEAÑOS POR PARTIDA DOBLE

MURRAY CELEBRÓ SU CUMPLEAÑOS POR PARTIDA DOBLE

“No me recuerdo haber ganado ningún partido en el día de mi cumple, y eso no es buena señal. Ojalá que eso cambie mañana”. Este Domingo, Andy Murray salió a cambiar la historia de su día natalicio, en el que había perdido los dos partidos ATP que hasta la fecha había disputado (Hamburgo, 2007 y Roma, 2013 ) con la particularidad que en ambos se retiró, pero gracias a una presentación brillante ante Novak Djokovic (6-3, 6-3), escribió una nueva página dorada en su palmarés.

El británico sabía que se encontraba ante una oportunidad de oro de volver a levantar un Masters 1000 pues arribaba a su primera final en Roma con poco rodaje (sin ceder sets). Por el contrario, su rival, llegaba al encuentro decisivo con un desgaste inmenso, después de las fuertes batallas que debió superar en octavos de final (Bellucci), cuartos de final (Nadal) y semifinal (Nishikori).

Aplicando la lógica, Murray desde el inicio del encuentro demostró su hambre de triunfo y ganas de revancha (hace 8 días perdió la final de Madrid ante Djokovic),  trasladando al serbio por cada rincón del estadio central, tanto así que en el cuarto Juego, logró el primer quiebre del encuentro, hecho que minutos más tarde se traduciría en el set inicial. Djokovic, por su parte, se veia lento, impreciso, molesto e incómodo en una pista pesada, debido a la fuerte lluvia que acompañó el encuentro.

La ventaja del jugador que hoy cumplía 29 años, le puso a prueba ese pulso que muchas veces le ha jugado malas pasadas ante los mejores del mundo. Pero esta vez, iba a hacer diferente. Entró a la segunda manga, convencido de que era su día y con propiedad arrebató el servicio de su rival en ocasiones más para celebrar una victoria por primera vez en su día natalicio.

El décimo triunfo de Murray ante Novak Djokovic, que a partir de mañana será nuevamente número dos del mundo (perdió 23), le ha dado su primer título en Roma, el doceavo a nivel Masters 1000 (convirtiéndose en el quinto jugador más cetros en esta categoría) y el número 36 a nivel ATP. Además, le ha dejado una gran confianza de cara a Roland Garros, evento que inicia en tan solo ocho días.

Redacción Match Tenis

Comentarios

comentarios