MISIÓN TOKIO

Llegar a la final de uno de los torneos más prestigiosos, no sólo se Asia, sino de todo el circuito se ha convertido en toda una aventura para algunos, y una necesidad para otros. Con caminos recorridos diferentes, ya están definidos los cuatro tenistas que intentarán hacerse con el botín preciado de 500 puntos que entrega la capital japonesa.

De 32 inicialistas sólo quedan cuatro supervivientes que buscan terminar el cometido por el que llegaron a Tokio: ser campeón. Y uno de los que intenta acabar de manera exitosa con el encargo es Milos Raonic, ese mismo que lleva dos años seguidos quedándose ad portas del paraíso japonés. Con una mayor madurez evidente, el canadiense quiere llegar a la empinada cima asiática teniendo como pretexto su condición de Top 10 y su juego de golpes que sirven para disipar a los rivales. Sin embargo, en un duelo de detalles ante Istomin, al que venció 7-6, 6-3 en los cuartos de final, aprovechó la dispersión del uzbeko para mitigar las falencias en su juego de fondo de cancha. El servicio, aliado incondicional de Raonic, fue el salvador de la noche, que no permitió opciones de rotura. Tan cerca pero tan lejos para Denis.

El gigante de Pogdorica, con esta victoria, sube del noveno al octavo puesto en el road a Londres, aprovechando el naufrago en el que está inmerso David Ferrer, y ahora tendrá como objetivo a Gilles Simon, un superviviente de la odisea de Tokio. El raquetero francés ha salido ileso en los tres choques previos antes de estar en semis: salvando seis match points ante Bautista-Agut y remontando un imposible ante Gilles Müller. Esta vez padeció ante Steve Johnson, que estuvo a punto de amargarle el primer set, pero al que contuvo a tiempo y lo despachó 7-6, 6-1. El galo buscará seguir viendo el astro rey en la capital del país del sol naciente ante Raonic, al que no ha podido vencer en dos oportunidades.

El romance de Kei Nishikori y sus compatriotas sigue en su mejor trance. Demostrando sus ganas de ascender, sacó a un peligroso Jeremy Chardy (6-4, 6-2) que lo había vencido en las dos últimas presentaciones, aunque primero tuvo que sortear un inicio titubeante. En el segundo, el finalista del US Open puso contra la pared al francés y lo hizo ver tinieblas en el Ariake Colosseum, balanceado completamente hacia el nipón. En búsqueda de su segundo título consecutivo, Nishikori enfrentará a Benjamin Becker, encargado de noquear a Jack Sock por 6-4, 1-6, 6-4, la verdadera guerra del día en Japón. El alemán irá por el local en una misión que parece imposible, pero que está pareja en uno en el historial, todo con tal de acabar con un sequía de título de más de 5 años.

Semifinales del ATP 500 de Tokio: Kei Nishikori vs. Benjamin Becker; Milos Raonic vs. Gilles Simon.

About The Author

Fabián Valeth Orozco @Harryelpote: Redactor de TenisBreak. Director y productor de radio y televisión, locutor y redactor. Amante del tenis y del periodismo deportivo enfocado hacia este deporte.

Comentarios

comentarios

Deja un comentario