MILOS RAONIC, PESADILLA EN TORONTO

La extra-motivación pudo jugarle una mala pasada al canadiense Milos Raonic. El público canadiense todavía recordaba la autodestrucción de Bouchard en la jornada pasada. En esta ocasión, otro jugador local estuvo cerca de caer en primera ronda. La ansiedad y Sock, plantearon un duro partido a Raonic.

Foto: Rogers Cup


El gigante canadiense conquistó la semana pasada el ATP de Washington. Gracias a ese triunfo se ha acercado bastante al top 5. Los expertos vaticinaban un debut cómodo ante Sock, un joven americano con un ranking inferior. La gran virtud de Raonic radica en su capacidad excelsa para sacar bombas tele-dirigidas. Sin embargo, el servicio de Milos estuvo limitado por los nervios en su debut. Además, los errores no forzados en ocasiones eran difícilmente creíbles. En varias jugadas tuvo fallos estrepitosos con voleas muy cerca de la red. Sombras amenazaban el futuro de Raonic en Toronto, pero el público y la experiencia le empujaron a la victoria.

Jack Sock fue el protagonista invitado en esta película. Es cierto que el americano sacó a buen nivel y le obligó a entrar en largos intercambios a Raonic. Restar a un jugador como Raonic es una tarea complicada aunque lo consiguió en grandes fases del encuentro. El único déficit de Jack Sock le costó el partido. Hablamos de los tie break donde arriesgó en exceso y no mantuvo la solidez en el saque. Los últimos 4 tie break ante Raonic los ha perdido, probablemente, este hecho fue una losa en la mente de Sock. De todas formas, volvió a demostrar que es un jugador interesante en superficies duras.

Seguramente, el cansancio también fue un motivo para explicar tantos errores de Raonic. El revés del canadiense y la derecha no funcionaron casi en todo el partido. Al resto fue inofensivo, regalando muchos saques cómodos a Jack Sock. Supo ganar con sufrimiento Raonic, este detalle es muestra del crecimiento mental de un jugador con una gran evolución a nivel técnico. En pistas duras ganará torneos porque el saque es un arma que decide partidos. Paradójicamente, en Canadá mostró su cara más frágil en su impresionante virtud. El factor mental estuvo cerca de provocar una autodestrucción en otro gran jugador.

About The Author

Alejandro Pinedo: Twitter: @AlejandroPine29: Seguidor del apasionante mundo de la raqueta. El tenis es un 80% de mente y un 20% de corazón. Superar las bolas de break es imprescindible para avanzar en la vida.

Comentarios

comentarios