“LUCHADOR”: ASÍ SE DEFINE NICOLÁS LAPENTTI

Hace cuatro años, la vida de Nicolás Lapentti (13 de agosto de 1976) no volvió a ser la misma. El ícono ecuatoriano que llegó a ser número 6 del mundo decidió decirle adiós al tenis, debido a un problema de rodilla que lo atormentó meses antes. Tras aquella situación, ‘Nico’ incursionó en nuevos negocios, tiene una productora de televisión, es el presidente de la Federación Ecuatoriana de Tenis y hace pocos días se vinculó al equipo del colombiano Alejandro González como entrenador.

Ante esto, Match Tenis, en el ATP 250 de Bogotá, se reunió con el semifinalista del Australian Open 2002 para tratar varios temas, que quedaron plasmados en la siguiente entrevista.

Foto: Difusión

Foto: Difusión

P.  No empezó de muy buena manera la relación entre Alejandro González y usted…

R. El partido que jugó Alejandro (González) se definió por un punto. Entonces, al margen de eso, creo que está jugando muy bien. Además hizo cosas nuevas: subió a la red, realizó saque y volea, y -a decir la verdad- el tenis tiene sus rachas. Esta es una mala, no más. Él puede mejorar muchísimo y ojalá yo pueda ayudarle a su tenis, para que mejore lo suficiente y retome su confianza. Sé que de aquí a final del año puede ganar muchos partidos.

P. ¿Se fijaron una meta?

R. No. Ahorita, más que nada no. La idea es empezar a trabajar diferentes aspectos y como meta, intentar superar su mejor ranking (70). De ahí, intentar lograr más cosas.

P. Hablando de usted, Nicolás, las lesiones fueron el karma de su carrera…

R. Bueno, considero que fui un tenista afortunado al haber jugado hasta una edad avanzada (34 años). Lastimosamente, una lesión en la rodilla sí me obligó a no poder disfrutar los últimos meses y fue la que me obligó a retirarme. Yo no lo llamaría un karma, sino el desgaste de tantos años en el circuito.

P. Pasaron cinco años desde su retiro, ¿qué hay de su vida?

R. Pasaron muchas cosas. Me casé, tengo dos hijos, hice algunos emprendimientos fuera del área del tenis y es lo que hago ahora. Tengo una productora de televisión en Ecuador, también un proyecto inmobiliario, y en lo que es el tenis: soy el presidente de la Federación Ecuatoriana de Tenis. Es una vida movida, pero estoy contento y disfruto lo que hago.

P. Dice que es el presidente de la Federación, ¿cómo hará con ‘Alejo’?

R. Antes de aceptar la propuesta de Alejandro (González) y Pablo (González), hablé con el director de la Federación y pedí una licencia justamente para poder viajar y estar de ahora en adelante con él.

P. Ganó cinco títulos ATP, ¿con cuál se queda si tuviera que escoger?

R. Todos son muy importantes. El primero, definitivamente creo que me marcó muchísimo. Fue aquí en Bogotá, y más (importante aún) porque era muy chico y venía a jugar la clasificación. Por eso, en ese momento ni se me cruzaba por la cabeza ganar el título. Después está Lyon, porque fue el torneo que me ayudó a clasificar al Masters. Indianápolis, porque me ayudó a tomar confianza y a estar sembrado por primera vez en un Grand Slam. Entonces, yo creo que cada torneo tiene su toque especial.

P. Su mejor resultado fueron las semifinales del abierto de Australia, ¿cómo vivió esas dos semanas?

R. Son semanas que uno las va viviendo día a día y partido a partido. Cuando uno arranca el torneo, nunca se imagina que pueda estar jugando las semifinales, diez días después llegué a ellas. Las viví muy bien y creo que me había preparado fuertemente, y eso fue lo que me ayudó a aguantar partidos largos. Definitivamente, fueron las dos semanas más bonitas que he vivido.

P. ¿Un triunfo que haya marcado su carrera como tenista?

R. Yo creo que ese, en cuartos de final de Australia contra Kucera. Fue un partido de noche que gané 8-6 en el quinto set y eso me permitió meterme a las semifinales.

P. Le ganó a Nadal en 2003, ¿alguna vez pensó que él fuera a ser la estrella que es hoy en día?

R. Que sea la estrella que es hoy en día, creo que difícilmente lo pensé, pero definitivamente ya en esa época se veía que iba a ser un muy buen jugador, por su actitud, por su concentración y por cómo le pegaba a la pelota. Pero definitivamente nunca me imaginé que iba a ser lo que es hoy en día.

P. ¿El mejor jugador de la historia para usted?

R. El mejor jugador de la historia es Roger Federer.

P. ¿Cumplió sus objetivos en el tenis o le faltó alguno?

R. Me faltaron algunos, porque cuando ya estás en el top 10, y cuando específicamente tuve el mejor ranking -que fue el número 6-, el siguiente objetivo es ser el número 1 del mundo. Obviamente no lo conseguí. También, cuando llegas a las semifinales de un Grand Slam, el siguiente objetivo es ganar un Grand Slam, que fue otro que no pude concluir.

P. Dicen expertos en la materia, incluido su papá, que su hermano tenía mucho más talento que usted, ¿por qué cree que no logró despegar como usted lo hizo?

R. Porque creo que, en el deporte en general, el talento no lo es todo: también es muy importante trabajar duro. La parte mental marca muchísimo a los deportistas, y a mi hermano tampoco lo acompañó estar saludable mucho tiempo. Él (Giovanni) tuvo muchas lesiones que le impidieron ser regular en sus resultados y en sus torneos, y eso poco a poco te va mermando. Creo que son cosas que uno tiene que aprender desde muy chico. Por ahí pasó el tema.

P. Una frase o una palabra que defina a Nicolás Lapentti…

R. Luchador.

P. Años atrás, los tenistas se retiraban más jóvenes. Ahora vemos que la edad del tenis se va volviendo más longeva, ¿a qué se debe eso?

R. Yo creo que el tenista se cuida más en todo sentido, desde la alimentación hasta hacer mucho trabajo preventivo y estar más fuerte físicamente. Creo que eso evita mucho más las lesiones y ayuda a que el tenista se mantenga más tiempo jugando.

P. En Copa Davis dejó grandes registros. Llevó por segunda vez al grupo mundial a Ecuador. ¿Cómo se vivió esa situación en su país?

R. Pasaron 15 o 16 años (1985) para volver al grupo mundial, y para nosotros (mi hermano y yo) fue de las cosas más bonitas que hemos vivido, como equipo, haber participado y estado juntos en el equipo Copa Davis. Ganarle a Inglaterra en Wimbledon fue un triunfo que hasta el día de hoy se recuerda.

P. Actualmente, ¿cómo está el tenis ecuatoriano?

R. A nivel juvenil, la verdad no muy bien. No tenemos grandes figuras, hay un par de jugadores con 15 años que tiene opciones pero tampoco ha marcado o ganado torneos a nivel internacional. Entonces, creo que ahora en Ecuador lo más importante es crear un semillero, para que en el futuro a mediano o a largo plazo pueda haber más tenistas.

P. Colombia buscará por primera vez llegar al grupo mundial de la Copa Davis. Ya van tres ocasiones las que ha perdido. ¿Qué les puede decir a los jugadores?

R. Yo creo que a nosotros nos pasó algo similar cuando entramos al grupo mundial por primera vez: era nuestro tercer o cuarto play off seguido. Se ve que Colombia es un equipo sólido; tiene cinco jugadores para estar en el grupo -que son muy fuertes-, y tiene la chance de jugar como local, de mantenerse unido y de enfocarse en elegir bien el lugar donde quiere jugar (Pereira). El resto es lucharla, y ¡a sufrir!

Redacción MATCH TENIS

Comentarios

comentarios