LOS CUEVAS, SALVAVIDAS DE URUGUAY

Desde Montevideo – Dos hermanos le dan vida a todo un país. Juan Sebastián Cabal y Robert Farah no pudieron cerrar la serie ante Uruguay este sábado tras caer en cuatro parciales ante Pablo y Martín Cuevas (4-6, 6-3, 6-7 y 4-6) en casi tres horas y media de juego. De esta manera todo se decide el domingo: primero, Pablo Cuevas enfrentará a Santiago Giraldo y de ser necesario, Martin Cuevas chocará con Alejandro González.

Hermanos Cuevas

Montevideo en los papeles no iba a ser una plaza fácil para el equipo cafetero, pues en seis visitas tan sólo una vez había salido victorioso (Punta del este 2008). No obstante, este viernes el panorama parecía estar claro. Victorias de Alejandro González (a Pablo) y de Santiago Giraldo (a Martín) dejaban al equipo en manos de unos de las duplas más consolidadas del mundo en la actualidad.

Con la cómoda ventaja de este viernes, la mejor pareja de dobles de la historia del país salió a finiquitar la serie. En frente, un talentoso doblista, Pablo Cuevas, quien en 2009 llegó a estar en el puesto 14 del mundo (Campeón Roland Garros 2008, Moscú y Viña del Mar 2009, Costa Do Sauipe 2010, cuartos de final Australian Open 2015); y su hermano Martín, que sus resultados más destacados en esta modalidad fueron los títulos del Challenger de Montevideo 2013 y 2014 (justamente con él).

El comienzo del encuentro hacía prever que la tarde sería corta en Montevideo. El servicio de Cabal y Farah fue una máquina hasta la primera mitad del set (ganaron 14 puntos consecutivos), se mostraban compactos y bastante sólidos.  A pesar de eso, en un abrir y cerrar de ojos el parcial se les fue de las manos. Cuando la pizarra estaba iguales a cuatro, un mal game de saque de Robert Farah generaba la ruptura que minutos más tarde le daría la manga al equipo local.

Con el set del lado de Pablo y Martín, el público comenzó a jugar un papel preponderante. Incomodó a los tenistas colombianos en todo momento con silbidos, gritos y palabras que buscaban su desconcetración. Ante eso, la pareja número ocho del mundo encontró el antídoto. Un break en el tercer game les dio una ventaja que no dejarían escapar para dejar todo como al inicio, igualado.

El encuentro prosiguió con normalidad. Los quiebres no aparecieron en el inicio de una manga que daría el puntapié inicial para los que serían los ganadores del tan importante punto de dobles. En el tres iguales, nuevamente con Robert al servicio, las dudas aparecieron e hicieron que el equipo uruguayo tomara una ventaja que incluso los dejó dos veces a tan sólo un punto de llevarse el set. En medio de un clima candente, los colombianos repuntaron y forzaron a que todo se definiera al tiebreak. Allí la experiencia no pesó y poco a poco se desvanecieron a medida que los puntos iban quedando del otro lado de la red (1-7).

Con un horizonte oscuro, Cabal y Farah salieron en busca de la épica: ganar el cuarto set y forzar todo a un quinto parcial. Sin embargo su plan no dio frutos. La presión que imponía el público, el aliento hacia sus jugadores y el gran momento que atravesaban Martín y Pablo pudo mucho más que el amor propio a la camiseta que demostraron los vallecaucanos. Al igual que en el primer set, en el cuatro iguales, Robert volvió a perder su saque y así dejó todo en manos del equipo charrúa. Entonces a Pablo no le tembló la mano a la hora de cerrar el encuentro y con un ace adornó una victoria que en los papeles era impensada.

Los colombianos vuelven a una derrota en Copa Davis tras tres años (Brasil 2012) y suman la tercera en su paso por esta competición (seis victorias). En tanto, los hermanos Cuevas se vistieron de héroes para ser el salvavidas de Uruguay.

About The Author

ANDRÉS VARGAS PERAZA: Periodista especializado en tenis. Exjugador de tenis con puntuación ITF. Miro el deporte desde una perspectiva diferente. Estuve en el lugar del deportista, ahora del periodista. Director y editor de portal www.matchtenis.com.

Comentarios

comentarios