LONDRES, UN ESCENARIO DE DECISIONES

El ATP World Tour Finals de Londres no solamente es el torneo encargado de coronar al maestro de la temporada en curso, sino que también define varios escenarios y el andar de algunos de los tenistas en competencia. A continuación hacemos un repaso de lo que está en juego en la ciudad inglesa.

O2-Arena

La batalla por el número uno del mundo.

Sólo hay dos implicados en esta conversación: Novak Djokovic y Roger Federer, con el serbio con las posibilidades más reales de terminar el año y continuar en la cima del ranking mundial. Londres puede llegar a ser definitivo para decidir quién va a ostentar tal posición y sólo un par de resultados trasladaría la batalla a la serie final de Copa Davis, donde estará jugando el helvético. La situación queda establecida de la siguiente manera:

  • Si el serbio llega a ganar tres partidos en la Copa de Maestros, se asegura el número uno del mundo sin importar lo que pase con Federer.
  • Si el serbio gana un partido en round robin de Copa de Maestros, Federer deberá ser campeón en Londres y ser campeón de la Davis ganando dos partidos de singles.
  • Si el serbio gana dos partidos en round robin de Copa de Maestrso, Federer deberá ser campeón invicto en Londres y ser campeón de la Davis ganando dos partidos de singles.

Federer busca acabar el año como número uno del mundo por sexta vez en su carrera, tratando de igualar el récord que posee Pete Sampras que finalizó en tal posición entre 1993 y 1998. Djokovic quiere terminar por tercera vez en lo más alto de la clasificación masculina, después de haberlo logrado en 2011 y 2012.

La incógnita de la cuarta posición.

Entre el cuarto del ranking mundial (Stan Wawrinka) y el octavo (Milos Raonic) solamente hay solamente 445 unidades de diferencia, es decir, que al terminar el Torneo de Maestros las posiciones pueden quedar como río revuelto. Hasta Marin Cilic, noveno en la contienda con 4.150 puntos, puede terminar en el cuarto lugar de llegar a hacer una gran performance. Nishikori, Berdych, Raonic o Cilic pueden alcanzar por primera vez esa ubicación; mientras que Murray volver allí desde que lo hizo en enero del presente año.

Murray quiere ser monarca en su tierra.

Hace 13 años que un local en el país donde se desarrolla el ATP World Tour Finals no se hace con el título. El último fue el australiano Lleyton Hewitt en 1995 cuando el torneo, que se llamaba Tennis Masters Cup, se disputaba en la ciudad de Sidney. Desde que este evento se inauguró en 1970, solamente ocho veces un local se hizo con el trofeo: En Nueva York, Estados Unidos: 1997- Jimmy Connors; 1978,1983,1984- John McEnroe. En Frankfurt, Alemania: 1992,1995- Boris Becker, 1993- Michael Stich. En Sidney, Australia: 2001- Lleyton Hewitt.

Andy Murray, quien trae un buen andar en las últimas semanas haciéndose con los títulos de Shenzhen, Viena y Valencia, quiere en esta edición alcanzar por primera vez la final en una Copa de Maestros y superar las semifinales que logró en 2010 y 2012. Sin dudas, el momento que arrastra puede llegar a ilusionarlo con tal proeza, pero deberá ser un incansable luchador ante Djokovic y Federer, los principales candidatos.

El rendimiento de los debutantes.

Para esta edición de la Copa de Maestros habrá tres debutantes, tres tenistas que por primera vez alcanzan el torneo de fin de año; un logro que pocos pueden tener el gusto de haber disputado. Como puede suceder en muchos casos, el debut en un torneo que solamente incluye a los mejores puede pesarle a quien apenas vive la experiencia por vez inicial; sin embargo, tanto Milos Raonic, Kei Nishikori y Marin Cilic han demostrado sus capacidades durante la temporada, incluso dos de ellos llegando a la final de un Grand Slam. De hecho, la última vez que un debutante logró hacerse con el título de maestro fue Álex Corretja en 1998.

About The Author

Fabián Valeth Orozco @Harryelpote: Redactor en jefe de Match Tenis. Director y productor de medios de comunicación. Amante del tenis y del periodismo deportivo enfocado hacia este deporte.

Comentarios

comentarios

Deja un comentario