LLUVIA SIGUE CAUSANDO PROBLEMAS EN EL ARTHUR ASHE

A pesar de tener un techo que costó millones de dólares, el estadio Arthur Ashe sigue teniendo problemas con las fuertes luvias. Este miércoles el último partido de los cuartos de final femenino entre Simona Halep y Victorias Azarenka debió ser suspendido por una tormenta que cayó sobre la ciudad de Nueva York. Seguramente este contratiempo no se verá más en la próxima temporada, pues la finalización de las obras (techo retráctil) estará lista en 2016.

Redacción MATCH TENIS

Comentarios

comentarios