LA NUEVA CAMADA DEL TENIS

De la misma manera que concluyó el tercer Grand Slam de la temporada, con el terminó la acción en las modalidades de juveniles tanto en la rama masculina como en la femenina. Esas categorías que en el pasado han consagrado campeones a jugadores que años más a adelante se vuelve figuras del circuito ATP World Tour.

El trofeo en esta edición del torneo jugado en el All England Tennis Club, quedó en manos del estadounidense Noah Rubin en la categoría de varones y de la letona Jelena Ostapenko en damas.

 Rubin le da esperanza al tenis norteamericano

El 21 de febrero de 1996, nacía Noah Rubin, un joven que nunca llegó a pensar que tendría la mejor semana de su carrera en Wimbledon. En ocho días ganó la misma cantidad de partidos, su camino arrancó desde la clasificación y terminó este domingo en el segundo campo en importancia del All England Tennis Club, con la copa en sus manos.

Rubin y Kozlov. Foto: Wimbledon

Rubin y Kozlov. Foto: Wimbledon

Rubin que juega sus últimos torneos de juveniles, antes de intentar dar el salto al profesionalismo (Actualmente ocupa el puesto 539 ATP ), derrotó  en el encuentro que decidía al campeón del evento, a su compatriota, dos años menor Stefan Kozlov por 6-4, 4-6 y 6-3 en dos horas y seis minutos de juego.

“Nadie me dijo que no podía estar aquí. Creo en mi competitividad y mi capacidad mental” , respondió el neoyorkino al ser consultado, sobre si alguna vez había pensado en ganar este título, cuando estaba disputando la fase previa.

A sus 18 años, Rubin reposa en el lugar 503 del escalafón juveniles, pues a lo largo del año apenas ha jugado unos pocos eventos. Cabe resaltar que su mejor posición en este ranking la ocupó a principios del 2013, cuando fue 6 del mundo.

De esta manera, la esperanza del tenis estadounidense ha regresado. No sólo con Rubin, sino también con el jovencito Kozlov, que viene sonando hace un largo tiempo como relevo de esa generación dorada del tenis de su país, esa que va a ser tan difícil de repetir.

En el panorama estos chicos son los llamados a irrumpir en la élite, en esa que poco a poco aleja al tenis americano de donde esta acostumbrado a estar. Al día de hoy John Isner es el único jugador que está en el top 60.

Ostapenko le da vida al tenis letón

La jugadora letona, se recuperó de un set en contra y terminó llevandose el encuentro por 2-6, 6-3 y 6-0 en una hora y 31 minutos de juego ante la eslovaca Kristina Schmiedlova.

Foto: Wimbledon

Jelena Ostapenko y Kristina Schmiedlova. Foto: Wimbledon

Jelena, sueña con que la historia se repita. Hace dos años Eugenie Bouchard se coronaba campeona en la catedral del tenis, ayer la canadiense alcanzó la final, pero en el circuito profesional. “Creo que tengo que seguir el ejemplo de ella y tratar de hacer lo mismo”, dijo la jugadora de 17 años.

El tenis letón no ha tenido resultado relevantes en la rama femenina, tan sólo tres jugadoras con ranking lo demuestran. Sin embargo, de cara al futuro este resultado de Ostapenko, hace mirar con fe al deporte blanco en ese país. Cabe resaltar que en la rama masculina, el principal referente de Letonia es el polémico Ernests Gulbis.

Comentarios

comentarios