TODO FÁCIL PARA REPÚBLICA CHECA EN LA FINAL DE FED CUP

Imponiendo condiciones, Petra Kvitova le dio el primer punto a la República Checa en la final de Fed Cup ante Alemania al sobrepasar a Andrea Petkovic. El festín continuó en el segundo partido, donde Lucie Safarova, siempre desde abajo, acabó con las aspiraciones de Angelique Kerber.

Foto: Fed Cup

La supremacía de una Top 10 fue un plus que en el cemento del O2 Arena de Praga pesó y en demasía. Petra Kvitova, número cuatro del mundo, fue verdugo de Andrea Petkovic, número 14, por 6-2, 6-4 en el primer punto de la final de la Fed Cup, la mayor competición femenina por equipos, que este año reúne a República Checa y Alemania.

Desde el servicio, Kvitova impuso su juego de peligrosidad y potencia -ayudado con la superficie demasiado rápida que eligió República Checa- que pareció ser una cuestión de incomodidad para la jugadora nacida en Bosnia pero nacionalizada alemana. A pesar de haberse hecho con el título en el torneo de Sofía, Petkovic arrastraba un cansancio acumulado que evidenció en los últimos torneos de la temporada y que hoy dejó ver en gran parte del partido. La checa tomó las riendas del partido en el inicio del primer set del encuentro, demostrando su lineamiento de dar el golpe prematuro que sirviera de alivio para llevar el resto del partido; de hecho, quebró en dos ocasiones más aunque su servicio sufrió rotura en el séptimo game.

Aunque Petkovic dio muestras de recupero en la segunda parte quebrando en el preámbulo, la jugadora local no extendió el sufrimiento y quebró inmediatamente, lo que hizo que el partido se jugara con más inteligencia y con una carga de táctica desde el servicio. La alemana apeló a jugar con cambios de ritmo ante la imposibilidad de igualar la velocidad de los golpes de Kvitova; sin embargo, terminó decayendo cuando el set empieza a ser un manojo de tensiones, cuando estaba sirviendo para igualar en cinco. Allí apretó la local y en el único match point castigó.

El primer punto quedó en casa y República Checa sueña con el octavo título en la historia y mucho más tras obtener la victoria en el segundo compromiso que tenía como protagonistas a Lucie Safarova y Angelique Kerber. La checa tuvo que sobreponerse en ambos sets para terminar despachando a la germana, que nunca encontró la fórmula de mantener las ventajas que siempre generaba. En el primer set estuvo quiebre arriba -e incluso perdió el set con este suceso curioso, donde pensó que había ganado el punto-, mientras que en la segunda parte dejó escapar una situación favorable de 4-2.

El sábado fue una jornada cómoda para las locales, una alegría que pasó de las gradas a la arena. Una final casi sentenciada y que sólo necesitaría de una épica de las visitantes para alcanzar su tercer título.

Redacción MATCH TENIS

Comentarios

comentarios