HOYOS: BOMBARDERO Y CAFETERO POR EXCELENCIA

No es una novedad decir que quien desea ser tenista profesional debe comenzar a entrenar desde edades muy tempranas, pues el tenis es un deporte que involucra mucha preparación y demasiados años para su real aprendizaje, si se desea, en realidad, llegar a lo más alto del ranking. Fiel a este taboo, el colombiano Alejandro Hoyos ha dedicado gran parte de su infancia a entrenar y competir para poder llegar a lo más alto del ranking de su país, cosa que gracias a sus sacrificios ha podido lograr y que hoy en día, se prepara cada vez más duro para llegar a cumplir su anhelado sueño, que es llegar a la cima del ranking mundial.

hoyos

Este cartagueño de nacimiento empezó desde una edad muy temprana el camino largo y pedregoso del tenista. Poco a poco y desde su ciudad natal, Alejandro inició su aventura en el Club campestre con grandes entrenadores y junto a su primo, recorren este camino. A través de los años y de largas jornadas de entreno, Hoyos fue adentrándose en el circuito nacional y viajando para jugar cada torneo posible y poder avanzar en el ranking nacional, enfrentándose y conociendo a jugadores que hoy en día buscan la misma meta.

Se dice que una buena actitud en el escenario deportivo es esencial en los tenistas de hoy en día, y Alejandro no es la excepción. Su gran postura y su ambición por el triunfo lo han hecho hasta el día de hoy acreedor del número 1 a nivel nacional, y que le ha acreditado participar en varios torneos de la ITF (international tennis federation) y de la COSAT(confederación sudamericana de tenis) y que por consiguiente, ha podido tener grandes resultados, que de nombrarlos todos, ocuparía bastantes líneas aquí.

Hacia el mes de abril del pasado año, Alejandro fue llamado a conformar junto a Sergio Luis Hernandez y Nicolás Mejía la selección Colombia sub 16 que competiría en el suramericano sub-16 en su ciudad natal. Allí no solo se desarrollaría el sudamericano, sino se forjaría un nuevo lazo entre el eje cafetero y este jugador que sin duda, hizo un torneo impecable en la modalidad de dobles. Después de este evento donde enfrentaron a delegaciones como Perú, Brasil, Paraguay y Bolivia, Colombia después de muchos años entraba en el selecto grupo de delegaciones que iba a participar en el mundial sub-16, que meses después se jjugaría en la caja mágica en Madrid, España.

En la final se toparían con la máxima candidata y fuerte selección Argentina. Con público a tope y el máximo apoyo para los nuestros, la serie la abría el encuentro de Camilo Hugo y Nicolás Mejía, que en un durísimo partido a plena luz del día, se llevaría el argentino. En el segundo encuentro, Tomás Etcheverry haría lo mismo con Sergio Hernandez, y así dejando la serie 2 0 a favor de los argentinos. Pero el público no dejaba de aplaudir y animar a los jugadores colombianos, pues faltaba el punto del dobles que disputarían Alejandro y Nicolás contra Camilo Hugo y Santiago Rodriguez Taverna. A pesar del partido difícil en el dobles, tanto Hoyos como Mejía no bajaron la cabeza y dieron pelea, pues no solo eran ellos quienes jugaban, pues con ellos estaba un país que los animaba y los apoyaba en todo momento. En medio de lágrimas y sonrisas Colombia celebraba nuevamente después de muchos años, su clasificación a un mundial.

Pocas semanas después del sudamericano, Alejandro obtuvo una invitación a la qualy del Challenger de Cali, el cual sería su debut en un torneo profesional. En primera ronda se encontraría con su compatriota José Plazas, al cual derrotaría en 3 sets por 26 64 63 y que sin duda, causaría mucha alegría en él por ser su primera victoria profesional y que ahí pudo ver reflejado los entrenos, los viajes y el esfuerzo hecho por tantos años. En segunda ronda caería con el ya experimentado brasileño Joao Meneses en sets corridos. Pero a pesar de este resultado, Hoyos obtuvo un plus en su carrera, que lo impulsaría a seguir luchando por lo que más quiere, hasta el día de hoy.

Se podría afirmar que a pesar de su corta edad, Alejandro posee una mentalidad de un jugador de más recorrido. Gracias a sus años de sacrificios y viajes, ha desarrollado un juego ofensivo por su excelente derecha y su magnífica volea, que son sus más grandes armas para combatir el duro pero hermoso camino del tenis. Su camino seguirá y hoy junto con Sergio, Nicolás y otros jóvenes, llevan dentro de ellos la nueva sangre del tenis colombiano.

About The Author

Sebastián Posada: @posadaofm Estudiante de tecnología química. Tenista de alto rendimiento. Apasionado por el tenis y el ciclismo. experto en tenis colombiano y en circuito future y challenger en suramerica. Veo el tenis desde otra perspectiva, tanto fuera y dentro de la cancha.

Comentarios

comentarios