HISTORIAS US OPEN: DÍA 8, JORNADA FEMENINA

Pasó otro día, ocurrió otra sorpresa. Nueva York ha sido el escenario en el que día a día las favoritas a levantar el cetro se han ido despidiendo; el turno este lunes fue para Eugenie Bouchard. Tan sólo una jugadora de las diez principales aspirantes a la corona sigue con vida, Serena Williams; a esta se le unieron Victoria Azarenka y la ilusión italiana, Flavia Pennetta.

Ashley Marshall/usopen.org

Serena, única superviviente del Top 10.

Los brazos en alto de Serena luego de vencer a Kaia Kanepi representan mucho más que una victoria, es el retorno de una alegría que estuvo apagada en los torneos grandes de la temporada. Por primera vez en este año, la estadounidense logró colarse en los cuartos de final de un ‘Major’, una dato más que sorprendente si de quien estamos hablando es de la actual reina del ranking WTA. Pero sí, en este 2014 no pudo pasar de la cuarta ronda en ninguno de los anteriores, lo que mostraba un nivel decaído en ella al afrontar estos campeonatos. Hoy pudo romper la mala racha y qué mejor que hacerlo en casa; aunque el desarrollo del partido fue más que complejo a pesar de que el resultado muestre lo contrario. La estonia intentó jugarle al mismo ritmo y velocidad por lo que en momentos puso en aprietos a Williams, pero cuando la local aprieta el acelerador, no hay muchas colegas que la puedan parar. “Finalmente pude hacer cuartos de final (En un Grand Slam) este año”, la frase post-victoria.

El adiós de ‘Genie’.

Eugenie Bouchard no pudo con Nueva York. La ciudad norteamericana le dio la espalda a la canadiense que buscaba hacerse con su primer Grand Slam en su corta y prometedora carrera. Con el antecedente de haber sido la única tenista que esta temporada había llegado a las semifinales de Australian Open, Roland Garros y Wimbledon, la jugadora de 21 años prometía cumplir la misma misión en Estados Unidos pero se encontró en un día irregular, donde su juego no estuvo a la altura del encuentro. Su rival, Ekaterina Makarova, halló desde el inicio la forma de desacomodar a ‘Genie’ y se puso quiebre arriba, aunque falló en el momento de cerrar el set. Bouchard tomó aire y forzó al desempate pero su inconsistencia reinó y terminó cediendo. La rusa, con la ventaja, se vio motivada, y luego de un quiebre de lado y lado, pudo resolver el partido a su favor. Game, set and match y la #7 del mundo se despidió.

La derrota de la nacida en Montreal significa que este año habrá ocho finalistas distintas en los cuatro grandes del año, algo que no sucedía desde 1977. Li y Cibulkova (finalistas en Australia), Sharapova y Halep (finalistas en Roland Garros), Kvitova y Bouchard (Wimbledon) no podrán estar en el match decisivo en el US Open.

Sufrir al estilo bielorruso.

Un partido excepcional dieron en el Arthur Ashe Victoria Azarenka y Aleksandra Krunic. Un encuentro que culminó en resonantes aplausos luego de la batalla física y mental que libraron ambas en busca del pase a la siguiente ronda. Desde el comienzo todo se encaminaba a que la bielorrusa iba a aprisionar a la joven serbia de 21 años, que se vio diminuta en el principal escenario del complejo Billie Jean King. Pero todo es de actitud, de tomar confianza e impactar la bola como los días anteriores y empezar a demostrar el potencial que se tiene: eso hizo Krunic, que pasó de dominada a ser dominadora, a pegar razo y llano con su derecha y dejar descolocada a la exnúmero 1 del mundo. Todo fue para ella: se llevó el set de manera increíble. Azarenka se vio incómoda, en una escena inimaginable. El segundo set pasó por titubeos pero logró hacerlo suyo con garra, con pasión y fuerza; con esa arma que poseen las jugadoras top. El final estuvo alucinante con una Azarenka que quería acabar con la cuestión pero con la serbia dando todo para no decaer. Estalló en júbilo cuando vio la pelota salir en el match point, fue una guerra que ganó con sudor. Azarenka está en cuartos.

Ilusión italiana.

Para Flavia Pennetta estar en la quinta ronda del US Open no es algo extraño, al contrario, es la vez número 5 que llega a esta instancia en el cemento neoyorquino. Dando muestras de su constante crecimiento en la presente temporada, la italiana ha sabido aprovechar la apertura de su lado del cuadro y llegar hasta la segunda semana. Aunque para ella debía ser una obligación tener una gran actuación ya que el año pasado pisó las semifinales, de no hacerlo, era un inminente retroceso en el ranking. Sin sobresaltos sacó a la australiana Casey Dellacqua en un partido un poco exigente: en el primer set padeció pero en el segundo todo fue bálsamo para ella. Sólo  queda disfrutar y exigirse más porque lo que se viene es muy oscuro y debe estar “serena”.

  

About The Author

Fabián Valeth Orozco @Harryelpote: Redactor de TenisBreak. Director y productor de radio y televisión, locutor y redactor. Amante del tenis y del periodismo deportivo enfocado hacia este deporte.

Comentarios

comentarios

Deja un comentario