HISTORIAS DEL US OPEN: DÍA 9, JORNADA MASCULINA

La cuarta ronda es historia en el US Open. Finalmente se conocen los ocho elegidos que buscarán hacerse con el trofeo estadounidense el próximo lunes. Federer, Monfils, Berdych y Cilic siguen con vida y ya descansan para afrontar unos cuartos de final que prometen ser de altísima emoción. El US Open está llegando poco a poco a su recta final:

Federer sin complicaciones.

Este 2014 no padeció los estragos de los que fue víctima la temporada anterior en esta misma ronda. Federer quiso eliminar cualquier fantasma que quisiera atormentarlo y sacó sin problemas a Roberto Bautista-Agut, tenista de la misma nacionalidad del jugador que el año pasado lo frustró de su sueño de completar su sexto US Open. Esta vez no fue Tommy Robredo, pero ante las dudas lo ideal es sacar el mejor tenis y despachar al rival. El suizo estuvo explosivo, dominante, agresivo y fino, sin darle respuesta al español agobiado en cancha. No pasó inconvenientes y ya Roger pisa los cuartos de final. Como punto aparte: Federer ha ganado el 48% de los torneos donde ha tenido que enfrentar a dos españoles, es decir, ganó el título en 10 de 21 posibilidades. Esto no acierta el futuro pero puede ser indicador de lo que se viene. Hay chances.

Expreso checo.

Tomas Berdych fue una máquina, una apisonadora que no tuvo compasión por Dominic Thiem que venía de dar resonantes victorias en las rondas anteriores. Gulbis y Feliciano López fueron algunos de los que padecieron a la promesa austriaca que demostró un rendimiento excepcional en su cuarta experiencia en un Grand Slam, pero que esta noche vio a su rival de enfrente en un nivel desproporcionado. Todo pasó rápido y veloz, el expreso checo llegó al Louis Armstrong a acabar con Thiem y dejarlo fuera de camino; sólo fue cuestión de apretar el acelerador y eliminar al niño prodigio. Da gusto ver así a Tomas, uno de los jugadores más completos del circuito pero que parece faltarle algo, ese algo que lo lleve a ser “supercampeón”.

Un show más en Nueva York.

Monfils está en el US Open sin la etiqueta de favorito, sin ese cartel que muchas veces puede llegar a ser pesado para cualquier tenista. Para él, estar así debe ser más que confortable. El ‘showman’ del tenis salió a la cancha con ganas de más, con apetito de victoria; su presa fue Grigor Dimitrov, despistado y aturdido en el Arthur Ashe. Todo le salió a ‘La pantera’, que jugó en un punto de concentración que no se le ha visto en un buen tiempo, sus golpes estaban en un pico inigualable. “Siento que le pego a la pelota mejor día tras día (…) mantengo eso en mi cabeza y obviamente estoy trabajando en ello”, puntualizó el francés al finalizar su partido de cuarta ronda.

Gael, aquel simpático jugador que no tiene problema en beberse una Coca-Cola en pleno partido o jugar para la gente. Es ese tipo que el circuito necesita. Todo es cuestión de divertirse. “Para mí el tenis es un deporte, ¿sabes? No es un trabajo, es un deporte. En algún momento si estoy harto lo dejo. Para mí es como “me importa una mier**””.

Cilic se hace con la batalla.

Más de 4 horas duró el enfrentamiento entre Gilles Simon y Marin Cilic, que dejó a este último con la victoria y el pase por tercera vez a los cuartos en Flushing Meadows. Un partido que pasó de perfil bajo y terminó siendo una guerra intensa y que no encontraba en el horizonte quien pudiera ganarla. Cinco sets necesitó el croata para desenredar su tiquete a la siguiente ronda que por momentos quería serle esquivo. Al final venció y desbordó en alegría porque fue la primera vez que pudo ganarle a Simon en 5 encuentros disputados. Felicidad al máximo.

 

About The Author

Fabián Valeth Orozco @Harryelpote: Redactor de TenisBreak. Director y productor de radio y televisión, locutor y redactor. Amante del tenis y del periodismo deportivo enfocado hacia este deporte.

Comentarios

comentarios

Deja un comentario