HALEP Y JANKOVIC, POR EL BOTÍN DE COACHELLA

Con la consigna de nunca volver a dejar de luchar en un partido, Simona Halep enfrentará este domingo a una renovada Jelena Jankovic en la final de la edición número 27° del BNP Paribas Open.

Llegar al encuentro decisivo de un evento es el premio a una semana prácticamente perfecta en la que se demostró con creces por qué se está en ese lugar. La rumana aterriza en la fase final de Indian Wells con el favoritismo que le da ser la número tres del mundo y respaldada por el gran momento que vive en la actualidad; por su parte, la serbia hace honor a su pasado, en el que llegó a ser número uno del mundo y sin imaginarlo, con un tenis de menor a mayor pisa por segunda vez esta instancia.

Halep partió como una de las favoritas a tomar un cetro que nunca ha estado en sus manos. Atrás quedaron Daria Gavrilova, Varvara Lepchenko, Karolina Pliskova, Carla Suárez-Navarro y Serena Williams (por no presentación). Su andar en el desierto fue tranquilo, a pesar de haber perdido sets en tres de sus cuatro presentaciones. Su juego fue tomando la temperatura necesaria para llegar a donde está, con una postura ofensiva desde la linea de base y repartiendo misiles con su drive. De esta manera, la finalista de Roland Garros 2014 desgastó poco a poco a sus rivales hasta al final pasarles por encima.

Jankovic, número 21 del mundo, vuelve a establecerse la final de Coachella tras cinco años (en esa ocasión se coronó campeona). En el terreno árido de California vuelve a emanar la brillantez, traducida en talento, de una jugadora que hace unos meses incluso pensó en retirarse debido a los problemas físicos que la aquejaban. Sin embargo y sin esperarlo, en pocos días le devolvió el color a su juego ese que estuvo durante 18 semanas en lo más alto del ranking WTA. El camino que cruzó la serbia no estuvo precedido de jugadoras top, no obstante, supo manejar la presión que le dio el favoritismo en prácticamente todos sus encuentros para vencer a Lauren Davis, Madison Keys, Belinda Bencic, Leisa Tsurenko y Sabine Lisicki.

Con la tranquilidad que le da un presente alentador pero conociendo la rival de talla que tendrá en frente, Simona Helep sabe que no le será fácil conquistar su primer Premier Mandatory. “Ella es una jugadora dura, será una gran rival. He jugado muchos partidos contra Jelena y cada uno ha sido difícil”, dijo la número dos del mundo, que tiene el planteamiento listo para levantar su segundo título del año. “Sé que voy a tener que correr mucho, golpear la bola fuerte y ser agresiva. Tendré que mantener la concentración en cada punto, pero me siento lista para jugar contra ella y ganar este título”.

“Voy a dar mi mejor esfuerzo para ganar mi segundo título aquí en Indian Wells”, opina la otra cara de la moneda, una Jankovic renovada, que busca volver a levantar una corona tras dos años (Copa Claro Colsanitas 2013). “Simona es una rival muy difícil. Es muy sólida desde la base, pero estoy lista y emocionada porque he vivido dos semanas increíbles y no puedo pedir más”.

El historial entre la rumana y la serbia favorece a la primera con tres victorias y una derrota. Halep ganó los últimos tres encuentros: Bruselas 2012, Roma 2013 y Australia 2014. Mientras, Jankovic sumó su única alegría por allá en el 2010, cuando la superó en el US Open.

Redacción MATCH TENIS

Comentarios

comentarios