HALEP IRRUMPE EN EL TRONO EMIRATÍ

En un partidazo a pura intensidad, Simona Halep se ha embolsillado el primer Premier 5 del año tras derrotar a Karolina Pliskova por 6-4 y 7-6 en el WTA de Dubái. La rumana levanta de esta forma su décima corona en el circuito WTA y deja atrás los fantasmas que la acompañaron en Australia y Copa Federación.

Foto: Dubai Dutty Free

Halep llegó al evento emiratí con la intención de recuperar esas sensaciones que de inicio de año la llevaron a ser campeona en Shenzhen. En el camino dejó a Hantuchova, Pironkova, Makarova y Wozniacki. Por su parte, Pliskova buscaba seguir con la gran temporada en la que los mejores resultados llegaron en Sídney, donde fue finalista, y en Amberes, donde llegó hasta las semifinales. La checa, para instalarse en la final, tumbó a Pavlyuchenkova, Zahlavova, Ivanovic, Safarova y Muguruza.

Este sábado las apuestas apuntaban que el título quedaría fácilmente del lado rumano. A pesar de que iba a terminar siendo así, el encuentro deleitó a los amantes de este deporte y hasta el último punto hubo zozobra sobre quien sería la nueva monarca. Pliskova se posó sobre el campo central del Dubai Dutty Free Tennis Championship a proponer un juego agresivo que caracterizó su gran progreso en este último año. Las primeras opciones de quiebre llegaron de su lado sin éxito. En tanto, Halep, al ver como desaprovechaba oportunidades su rival, apretó en el intermedio del parcial, situación que le daría su única chance de quiebre que al final fue clave para colocar la pizarra a su favor (6-4).

Para la segunda manga, las rupturas de servicio fueron el ingrediente especial. En total cada jugadora iba a perder cuatro veces el saque. Una quebraba y la otra ahí mismo recuperaba. Ventajas nunca se sacaron, aunque la rumana tuvo dos match points que le hubieran facilitado su victoria antes de llegar al desempate. Allí, la primera en golpear fue la número 18 del mundo, tuvo una ventaja de 4-3 y servicio pero en ese momento tembló su mano. Halep tomó un aire, los siguientes cuatro puntos quedaron de su lado y por ende, llegó esa alegría de saber que en su cartera tenía un segundo Premier 5, tras el ganado el año pasado en Doha.

Atrás quedaron los fantasmas para la número cuatro del mundo. Dubái, su nuevo punto de partida para uno de sus grandes objetivos: luchar por el trono del tenis femenino. Para Karolina Pliskova, una muestra más que su tenis está a la altura para irrumpir en el top 10. La checa de apenas 22 años tiene talante para seguir escalando posiciones y tomando experiencia que seguramente en un futuro cercano la codearan con la élite del tenis femenino.

Redacción MATCH TENIS

Comentarios

comentarios