GRAN BRETAÑA Y BÉLGICA DISPUTARÁN LA FINAL DE LA COPA DAVIS

GRAN BRETAÑA Y BÉLGICA DISPUTARÁN LA FINAL DE LA COPA DAVIS

Nuevamente la localía jugó un papel importante en la Copa Davis. Gran Bretaña y Bélgica se convirtieron en los finalistas de la competición por equipos más importante del mundo, después de superar en casa a Australia y a Argentina respectivamente. La lucha por la ensaladera de plata tendrá lugar en tierras belgas del 27 al 29 noviembre.

Con Andy Murray a la cabeza, Gran Bretaña,  volvió a una final orbital después de 37 años (última vez 1978). La serie ante Australia en un principio pintaba complicada, pues a parte del número 3 del mundo, el equipo británico no contaba con mayores nombres para luchar ante un elenco conformado por la juventud de Bernard Tomic y Thanasi Kokinakkis; los bombazos de Samuel Groth y la experiencia de Leyton Hewitt. Sin embargo, el ser el único intengrante del ‘big four’ en no haber levantado este título, inspiró a Murray para tener un fin de semana soñado.

El escocés ganó su punto del viernes. Luego, Tomic igualó la serie. El punto clave fue el doble, donde él (Andy) junto su hermano Jamie, derrotaron a una pareja que venía tejiendo buenos resultados (Groth y Hewitt). Finalmente, el domingo, el ganador de dos títulos de Grand Slam postuló a su país para volver a disputar una definición del mundial del tenis y poner a soñar a todo un país que la última vez que celebró este título fue en 1936.

El equipo rival será Bélgica, que después de 111 años vuelve a una instancia decisiva. Con David Goffin, como gran referente, y con un fin de semana soñado de Steve Darcis, el equipo dirigido por Johan Van Herck superó a una Argentina que luchó a más no poder pero que al final no le alcanzó.

Goffin, mejor jugador belga en la historia del ranking cumplió con su tarea y le dio los dos puntos a su país. (Viernes ante Federico Delbonis) y domingo (ante Diego Schartzman). Leo Mayer triunfó en su punto del viernes (ante Steve Darcis) y junto a Carlos Berlocq también ganó el dobles (a Steve Darcis y Rubén Benelmans). Entonces todo lo definió el quinto punto. Allí Darcis, sin signos de cansancio y con un corazón que seguramente llevaba los colores de la bandera de su país, superó a Federico Delbonis en cuatro sets y completó un fin de semana mágico en el que jugó los tres días.

Gran Brataña y Bélgica se enfrentarán nuevamente en una final de Copa Davis. Hace 111 años el triunfo quedó en manos del país que dio a conocer al mundo este deporte. Pero esta vez la puja será a otro precio, pues se jugará en tierras belgas. Las cartas están sobre la mesa para que un equipo ‘sorpresa’ levante el 29 de noviembre la copa de Dwight Davis.

Redacción MATCH TENIS

Comentarios

comentarios