GÓMEZ SE RATIFICA EN TIERRA OPITA

Neiva – En un partido donde el servicio fue sinónimo de vida, Alejandro Gómez se volvió a imponer a Daniel Galán (7-5, 6-4), para ganar el tercer torneo Future de su carrera (Cartagena, Valledupar y Neiva 2016).

Aproximadamente 25°  grados centígrados, una nubosidad no acostumbrada en la capital del Huila y un marco considerable de público, para ser un evento menor, acompañaron un encuentro que no solo decidía el título del sexto futuro del año en Colombia, sino el inicio de una rivalidad que se extenderá durante las próximas temporadas, pues tanto Galán como Gómez, son los jugadores mejor posicionados de cara al mañana del tenis nacional.

El saque fue el punto de partida de ambos jugadores para mantenerse vivos en el encuentro. Un parpadeo significaba ceder la ventaja y por ende las opciones de celebrar en tierra opita. Los primeros games llenos de tensión, tanto Galán como Gómez se evaluaron y llegaron a la conclusión que el más mínimo descuido al servicio lo pagarían caro. Fue entonces cuando llegó el enigmático séptimo game, donde el bumangués cedió el primer quiebre del partido,  más por virtud de su rival, que culpa propia.  Con la ventaja, Gómez salió a confirmar el break, quizás una de las situaciones más complicadas para los tenistas de élite, pero se encontró con un Galán bien aplacado sobre la línea de fondo, y con sendas devoluciones el marcador volvió a igualarse (4-4).

Tras ese instante candente, la emoción regresó al encuentro en el décimo game, momento en el que Daniel Galán dispuso de dos  bolas de set, que fueron salvadas con solvencia por el potente servicio del economista de la Universidad de Kentucky. Momento clave, pues en el game siguiente, Gómez, apretó y consiguió la ruptura, que posteriormente le daría la ventaja inicial (7-5), con su sello personal: un ace.

Más de cinco minutos descansaron los jugadores para poner en marcha la segunda manga. El ritmo de juego no cambio y tanto el uno como el otro, lograron refrendar sus servicios con uno que otro aprieto y con una molestia generalizada: los sonidos constantes de los celulares durante toda la tarde en el Club Campestre, ubicado a las afueras de la cuidad de Neiva.

Galán, más expresivo miraba a su esquina constantemente, donde con una sombrilla morada se encontraba su papá y entrenador, Santos, en busca de una solución para controlar el servicio de su rival. Por su parte Gómez, que viajó sin ‘coach’ a la gira de Futures, se mostraba más concentrado, tanto así que aprovechó las dudas del joven de 20 años para ponerlo contra la pared, nuevamente en el séptimo game con otro quiebre a su favor.

Con esa ventaja, el oriundo de Cali, pudo terminar de desequilibrar el partido y se enfocó en sostener su servicio, como la mayor reliquia de su tenis. Aunque sufrió para confirmar el quiebre lo consiguió y con una volea sobre el suelo, que levantó al gentío huilense, dejó claro que el partido no lo iba a dejar escapar. Al final un ‘vamos’, un puño apretado y otro game se saque perfecto, pusieron a celebrar al jugador de 25 años su tercer título Future y segundo consecutivo.

 

About The Author

ANDRÉS VARGAS PERAZA: @andresvarperaza. Periodista especializado en tenis. Exjugador de tenis con puntuación ITF. Miro el deporte desde una perspectiva diferente. Estuve en el lugar del deportista, ahora del periodista. Director y editor del portal www.matchtenis.com.

Comentarios

comentarios