GOFFIN, EL DIAMANTE DE METZ

Otra nueva exhibición de Goffin, quien parece haber dado el salto que tanto se le reclamaba años atrás y con más que excelentes resultados aparecerá a partir del próximo lunes  en el top 40 de la ATP.  El belga de 23 años, dio un gran estruendo este viernes en el ATP 250 de Metz al dejar en el camino al máximo favorito del evento, el local Jo Wilfried Tsonga por 1-6, 7-6 y 7-5. 

Foto: David Goffin / Crédit photo : Arnaud Briand

Foto: David Goffin / Crédit photo : Arnaud Briand

A pesar de un comienzo totalmente negativo, el número 45 del mundo, remó y remó hasta lograr uno de las mejores victorias de su corta carrera y así colgarse el rotulo de gran aspirante a levantar su segundo título ATP World Tour.

El primer set se puso rápidamente favorable a Tsonga con una ruptura de saque cuando iba 2 a 1. A partir del 3 a 1 Tsonga fue sacando con gran solvencia. Los escasos errores no forzados del francés eran una losa para Goffin en el avance del set. Otra nuevo rotura llevaba el 5 al 1 marcador, Tsonga mandaba en el partido con golpes ganadores y Goffin era un tenista cabizbajo impotente. El tiempo de duración fue 7 minutos y el belga no encontraba el camino con el saque y Tsonga estaba pletórico.

El segundo set empieza con el oriundo de Rocourt, Bélgica, ganando el servicio, el último punto fue un gran rally que supuso un  punto de inflexión. El local, siguió intratable con el saque, muy metido en el partido. Fue un set tremendamente igualado, en los games de servicio tenían gran precisión y los restos eran estériles para crear problemas al adversario. Se llegó al Tie break y el nivel de juego de ambos contendientes fue bastante alto. Una doble falta del reciente campeón del Masters 1000 de Canadá, supuso el 4 a 6 para el belga y acabó con la resistencia del francés en la muerte súbita.

El tercer set tuvo tremendos altibajos. Algunas roturas al principio pronosticaban un desenlace abierto. Sin embargo, a partir del 4 a 4, la figura de Goffin fue creciendo y consiguió sacar el lado más errático de Tsonga, quien seguramente le pesó la localía. Resistió a duras penas su servicio aunque con el 5 a 5 no pudo hacer nada ante el excelso nivel de juego del campeón del ATP 250 Kitzbühel. La superioridad en los intercambios largos era evidente y el francés terminaba siendo superado por las circunstancias.

El belga, quien hace un año se estaba recuperando de una fractura en su muñeca derecha, tendrá en el alemán Jan-Lennard Struff a su próximo oponente. Por otra parte, los otros semifinalistas serán: Gael Monfils que derrotó a Jerzy Janowicz y Joao Sousa que eliminó al local Paul-Henri-Mathieu.

About The Author

Alejandro Pinedo Solano: http://@AlejandroPine29/  El ojo de halcón da otra visión del tenis. Juego a juego, se ganan los partidos y el respeto.

Comentarios

comentarios

Deja un comentario