GALDOS “GANAS TU PRIMER PUNTO ATP Y TE CONVIERTES EN EL JUGADOR PROFESIONAL MÁS MALO DE TODOS”

De raíces arequipeñas, al igual que el mejor jugador de la historia del Perú (Alejandro Olmedo), Sergio Galdos (1.990), quiere convertirse en el nuevo referente del tenis inca. Dominó el tenis nacional en sus diferentes categorías, sin embargo, sabía que en su tierra no tendría la preparación necesaria para ser tenista profesional, entonces, viajó a la Argentina a recorrer el camino que la vida le había trazado, vivir del deporte blanco. Al salir de un entrenamiento, Galdos, todavía un poco agitado, pero contento con lo hecho dentro del campo de juego, habla con Match Tenis, acerca de su vida en el mundo de las raquetas y nos introduce en la realidad del  tenis peruano.

¿Cuando supo que tenía ‘madera’ para el tenis?

En Perú los torneos no son de gran nivel. Siempre fui el número uno de las categorías 12, 14, 16 y 18 años, en realidad, no había mucha competencia, pero el momento en el que te das cuenta es cuando comienzas a viajar, cuando vas a la gira COSAT, cuando clasificas a una gira europea, ahí ves a la gente de tu edad y piensas “hey no está tan lejos”, tenísticamente estas ahí, la cuestión es seguir, nada más. Así es como me la juego. Apenas salí del colegio me mudé a Buenos Aires a entrenar, nada más.

¿Por qué se fue del Perú?

Con 17 años (2007) me fui, porque en el Perú no había academias, ni tampoco entrenadores que en ese momento se dedicaran a formar profesionales. Eran escuelas más sociales, de turno, la preparación física era intermitente y la máxima aspiración de los chicos en ese entonces era ir a Estados Unidos a estudiar. Yo sabía que si quería vivir del tenis profesional, tenía que vivir en un ambiente netamente tenístico

En sus planes nunca estuvo el estudio…

Yo no tuve la opción de decidir. Toda mi vida ha sido tenis, por donde lo veas, nunca he estado entre arquitectura o tenis, abogacía o tenis, no, jamás vi otra cosa. Es más, con 23 años me sacas la raqueta y me lesionas, no sabría qué hacer, no me lo imagino. Ni siquiera sé qué carrera estudiaría.

¿Porque la Argentina?

Entre las alternativas estaban la Argentina, Chile y Brasil. Mi “Profe” en Perú conocía a Fabián Blengino (Ex Coach de Guillermo Coria) que es mi actual entrenador, entonces hicimos el contacto, fui a probar un tiempo, me gustó y finalmente me quedé.

¿Estuvo muy cerca de su primer punto ATP en varias ocasiones? 

El primer punto ATP se me escapó muchas veces, si chequeas la página de la ATP, debo ser uno de los records históricos en primeras vueltas de futuros, antes de sacar un punto. Mi primer cuadro principal pasando la clasificación fue en Bolivia en 2006, tenía 16 años, perdí en tres sets con Matías Silva.

Entonces, cuando se dio el punto..

Se me dio en el 2008, dos años después, habiendo pasado montones de clasificaciones y primeras rondas como loco. Mi primer punto fue a los 18 años en Arequipa, mi ciudad.

¿Cómo fue la sensación?

Lo que pasa es que al vivir y entrenar en Argentina, lo único que haces es vivir tenis. Desayunas, almuerzas y cenas tenis, lo único que hay es raquetitas y pelotas. Entonces el punto ATP es un escalón, no es que digas “es mi meta”, simplemente es algo que eventualmente se va a dar. Obviamente estaba muy feliz, pero al momento, me di cuenta que ganas un punto y te conviertes en el jugador profesional más malo de todos, porque con un punto ATP, entras al ranking y eres el último. Entonces toca seguir trabajando como lo vienes haciendo, e incluso más duro

¿Sencillos o Dobles?

En este preciso momento estoy en un punto de mi carrera un poco indeciso con respecto al dobles, pues me está yendo muy bien, estoy casi TOP 100, me da satisfacción y me encanta jugarlo, pero el sencillos no lo quiero dejar a un lado.

Entonces…

El tema es que el ranking no me da para jugar los mismos torneos. Si quiero jugar dobles me vengo a jugar Challengers grandes y voy a intentar jugar torneos ATP, pero si quiero jugar singles tendría que hacerlo en futuros.

¿Cuál es su sueño?

Si tú me pides un sueño, todavía sigo teniendo el mismo, estar entre los 200 o 150 primeros jugadores del mundo en individuales. Y si yo me doy cuenta que ya toqué mi techo tenísticamente en ‘singles’ me dedicaré a los dobles, me gustaría estar entre las mejores 50 parejas del mundo.

¿200? ¿Por qué? No es una aspiración muy grande..

Te voy a ser muy sincero. Mi meta cuando chico era ser el número uno del mundo, pero vas creciendo, vas conociendo el deporte, indagas en él, comienzas a tener experiencias….

¿Y?

Tuve la oportunidad de vivir en Argentina y sé lo difícil que es este deporte, convivo con gente que está ahí, TOP 100, o cerca y sé los sacrificios que ellos hacen. Te puedo decir, a mí me encantaría estar entre los 50 primeros jugadores del mundo, pero una meta bien realista sería la que te dije. Un sueño, claro es ser TOP 10, todos soñamos cosas así.

Entonces….

El tema es a la hora que lo plasmas al papel, tienes que ser realista y creo que un buen paso es estar 150-200 del mundo.

¿Es difícil el mundo tenis?

Lamentablemente este deporte es muy ingrato, pues pierdes todas las semanas, solo un jugador es el que gana el torneo. Tienes que ser Djokovic o Nadal y eso porque ellos también pierden, entonces siempre va a ser dura esa parte.

¿Algo para no recordar? 

Sin ir muy lejos, en el ATP de Bogotá, en la sala de jugadores, me desaparecieron un maletincito con mi computadora, pero son cosas que pasan. Entró un flaco que no era del torneo y agarró mi maletincito y se lo llevó, lo buscamos por las cámaras pero no lo encontramos. Sin embargo, esto es rutinario.

¿Conoce muchos casos así? 

Muchos, no sólo acá en Bogotá o en Sudamérica. En Europa a Guido Andreozzi (ARG) le desaparecieron una mochila en Francia, en torneos que tú dices “es imposible que te roben” pero igual pasa. Otro caso cercano fue el de Janko Tipsarevic, se le metieron acá en Bogotá a la habitación del hotel y lo robaron.

Y ahora, una experiencia inolvidable

La mejor experiencia que he tenido ha sido en la Copa Davis, poder compartir con Lucho Horna, con “El Chino” Miranda, ver la entrega que ellos tenían y aprender de ellos. Tener la oportunidad de jugar desde los 19 años, creo que es lo más gratificante.

¿Cómo es la relación entre Perú y el tenis? 

En realidad, es un deporte que salió a la luz cuando Lucho Horna y “El Chino” Miranda subieron a Perú al grupo mundial en el 2008. En ese tiempo vivía en la Argentina, pero cuando regrese había tenis por todos lados

¿Resultadistas?

Sí. La masificación del tenis y el fanatismo fue la consecuencia de un buen resultado. Pero no debería ser así. Los resultados deberían ser una consecuencia de la masificación del deporte. En este caso y en muchos otros fue al revés.

¿Actualmente el tenis inca está estancado? 

Lo único que sé hacer es compararlo con una federación que conozco (AAT) y sé cómo maneja el tema de las inferiores. Yo creo que todo está en masificar el deporte, esa es la clave de tener jugadores de alto rendimiento, pero en Perú no hay canchas públicas a disposición de cualquier persona. Si queres jugar, tienes que ser socio de un club muy bueno, si no, olvídate.

Habrá futuro.. 

No sé. Hace tiempo que no vivo allá, entonces no veo los torneos nacionales, ni a los chicos. Lo que te puedo decir, es que no veo la mentalidad del medio, para todos empujar a un mismo lado. De por sí, es un deporte muy egoísta, en Perú se potencia eso diez veces más, cada uno tira por su lado.

Y finalmente ¿Un referente del tenis peruano?

Alejandro Olmedo fue número uno del mundo, nacionalizado estadounidense pero arequipeño, También sería Luis Horna, pero en realidad ninguno de estos se formó en el Perú. Sería un tema lindo de discusión.

Comentarios

comentarios