FEDERER SÍ, NADAL NO EN INDIAN WELLS

En una actuación impecable, Roger Federer venció a Tomas Berdych por los cuartos de final de Indian Wells y accedió a semifinales donde enfrentará a Milos Raonic, quien tiró una gran remontada ante Rafael Nadal y dejó al torneo sin el ‘Big Four’ en la penúltima ronda.

Foto: Grace Donnelly/BNP Paribas Open

Roger Federer hizo pie en el grupo de los cuatro mejores en el primer Masters 1000 del año al derrotar a Tomas Berdych por 6-4, 6-0 a Tomas Berdych que poco y nada pudo hacer durante todo el encuentro con la devolución. Y es que el suizo estuvo iluminado, fue impenetrable con su servicio y decidido al resto; nunca tuvo inconvenientes al momento de sacar, el checo no contó con chances de quiebre y apenas pudo ganar siete puntos cuando el helvético daba el primer golpe. Federer cambió aún más la imagen que dejó al vencer en la rueda anterior a Jack Sock, mientras que Berdych, en apartes, se vio pequeño cuando intentaba jugar a la misma intensidad que su rival.

Seis games fueron los únicos que se jugaron en plena igualdad. Esa fue la cantidad de juegos en la que el checo pudo resistir un día donde estuvo poco prolijo con su servicio, su principal arma dentro del armario de opciones que tiene el nueve del mundo. A partir de ahí, en el acto principal solo hubo un único personaje en el escenario, encargado de apagar con cambios de ritmo, golpes profundos, devoluciones extremas y una que otra genialidad a su contendiente de la tarde brillante en el complejo de Indian Wells. Fue una armonía que se extendió casi en la inmediatez en el segundo parcial, donde Federer jamás quitó el freno del acelerador y en pocos minutos ya tenía un respaldo de dos quiebres. El exnúmero uno aprovechó cualquier pelota corta, fue un rayo con su derecha, un espectáculo con su revés y cuando tomó la red lo hizo con maestría. El que fue finalista de Wimbledon en 2010 estuvo perdido. Un haz de luz del otro lado de la pista le hizo trizas la mirada y no dejó que ejecutara de plan de juego, basado en controlar el punto desde el servicio para luego castigar con esa derecha impecable que posee.

Cuando Berdych terminó de bajar los brazos, Federer dio el golpe de gracia. Un nuevo quiebre para estar 5-0 y poder cerrar el partido de manera perfecta con su servicio. El suizo no decepcionó en un torneo que busca tener al ‘Big Four’ completo en la penúltima ronda camino al trofeo; el dos del mundo, en modo expreso, está por novena vez en las semifinales del evento californiano y jugará en ante Milos Raonic, quien se dio el lujo de salvar tres match points ante Rafael Nadal para terminar venciéndolo 4-6, 7-6, 7-5 y meterse por primera vez en esta instancia en Indian Wells.

El canadiense tuvo la valentía y el coraje de reponerse a un inicio magro para terminar ganando por primera vez en seis enfrentamientos a Rafael Nadal. El hoy seis del mundo fue un mar de errores desde en buena parte del primer set, tanto que en su segundo turno de saques perdió con un 0-40. Tal ventaja fue suficiente para el español que no corría mayor peligro con su saque, los pocos peloteos los efectuaba con intensidad y su derecha parecía tan encendida como en el duelo anterior ante Gilles Simon.

Nadal seguía sin mayor peligro en el partido. Raonic, mientras, ajustó su servicio para tratar de no hacerle el camino fácil al español, quien buscaba estar nuevamente en semifinales en California, recordando que el pasado año fue eliminado por Alexandr Dolgopolov en tercera ronda. El primer momento de dudas para el tres del mundo llegó en el 4-5, donde el norteamericano alcanzó sus primeras dos chances de quiebre con el plus de ser set points. Nadal las salvó con autoridad. Allá en el tiebreak llegaría la intensidad: Nadal dejó escapar un mini-quiebre de ventaja que lo puso 5-4 para ganar el partido con sus dos servicios, luego dejaría escapar tres match points (todos con el saque de Milos) para terminar cediendo con un 12-10 que parecía eterno.

Con el set definitivo en el camino, el canadiense fue quien empezó a sentirse con mayor confianza. Nadal defendía sus servicios con ímpetu y luego, en el sexto juego, contó con una chance de quiebre que rápidamente fue diluida por un bombazo de Raonic traducido en ace. Y lo que parecía ser una nueva muerte súbita, terminó un par de compases antes: el seis del ranking masculino apretó el gatillo cuando Nadal sacó en el décimo game y capturó una de las dos chances de break que generó para sacar para partido. Milos no desentonó y con certeros misiles se dio el gusto de vencer por primera vez al exnúmero uno del mundo, quien por momentos mostró su gran nivel y en otros, fue presa de lo que ha venido experimentado este año: falta de contundencia.

Así, Raonic se medirá con Roger Federer en semifinales y privó al evento estadounidense de tener al ‘Big Four’ en semifinales, algo que no pasa desde el Abierto de Australia 2012. El suizo domina el historial ante el americano por 8-1, ganando el último duelo (Brisbane 2015, la victoria mil de Roger), mientras que el único éxito del gigante de Pogdorica llegó en París-Bercy el año pasado.

Redacción MATCH TENIS

Comentarios

comentarios