EL TENIS COLOMBIANO TIENE CON QUE EN LOS PRÓXIMOS JUEGOS OLÍMPICOS DE LA JUVENTUD

EL TENIS COLOMBIANO TIENE CON QUE EN LOS PRÓXIMOS JUEGOS OLÍMPICOS DE LA JUVENTUD

Tras la actuación de las raquetas cafeteras en los pasados Juegos Suramericanos de la Juventud, consideró que vale la pena soñar, pensando en los próximos Juegos Olímpicos de la Juventud, que serán justamente en un año en Buenos Aires, Argentina. Y es que Colombia tendría en campo a Nicolás Mejía, María Camila Osorio y Emiliana Arango, tenistas con destacados resultados en la categoría junior.

En Santiago de Chile Colombia sumó seis medallas (dos de oro, una de plata y tres de bronce), que le permitieron ubicarse por detrás de Argentina, país que desequilibró la balanza a su favor por tener más preseas de plata; además cafeteros y albicelestes subieron al pódium en cada una de las modalidades en cuestión (individual masculino y femenino, dobles masculino y femenino, y dobles mixtos).

Estoy totalmente convencido que si Emiliana Arango hubiese jugado, Colombia hubiese sido el ganador de estos juegos en el tenis, pues junto a María Camila Osorio, no solo por ranking, si no por condiciones, nuestro país era el gran favorito en los dobles, es más, de pronto la definición en sencillos hubiese sido netamente cafetera, pero no fue así, una lesión en su codo derecho no le permitió a la ‘paisa’ tomar parte de la cita santiaguina; y en su reemplazo fue convocada Laura Rico, quien respondió con  una medalla de plata en dobles y una de bronce en sencillos.

En el caso de los hombres, Nicolás Mejía demostró que su proceso va por buen camino, ganó tres medallas (un oro y dos bronces), y dejó la piel en el partido de semifinales ante el brasileño Thiago Wild, a la postre oro en sencillos; y en dobles, a pesar de tener grandes resultados en el Circuito ITF Junior, no tuvo en Juan Felipe Castellanos a un gran aliado. Muchos nos preguntaron en redes sociales por qué no fue Alejandro Hoyos o Sergio ‘Checho’ Hernández, pues ellos están en su última temporada como juveniles, nacieron en 1999, y el reglamento establecía que para estos juegos los tenistas debían ser del año 2000, pensando justamente en la cita olímpica.

Muchas de las raquetas que están por encima de nuestros tenistas en el ranking mundial juvenil están en su último año, lo que es bueno, de cara a los Juegos Olímpicos. Hay que indicar que el reglamento de esta competencia establece que el dobles lo pueden jugar representantes de diferentes países, siempre y cuando solo clasifique un deportista por nación, en consecuencia Nicolás podría hacer pareja en Buenos Aires con el estadounidense Sebastian Korda, compañero del hombre de Colsanitas y con quien justamente ha conseguido grandes resultados, como las semifinales en Wimbledon.

Sumado a ello, Osorio, Arango y Mejía están radicados en Estados Unidos, país en el que entrenan al máximo nivel, en el caso de María Camila, pertenece al Club Med Academy, mientras que Emiliana y Nicolás hacen parte de IMG Academy, establecimientos dedicados a la formación de tenistas que tienen como objetivo ser profesionales.

Por todo esto, las esperanzas de Colombia en el tenis de los Juegos Olímpicos de la Juventud son altas, pues hay material para pensar en destacados resultados.

About The Author

Francisco Vargas: Twitter @VargasPacho. Periodista especializado en tenis con una experiencia de 8 años en los diferentes circuitos de la ATP y WTA. Voice Over en eventos internaciones.

Comentarios

comentarios