EL ROMANCE DE FEDERER EN BASILEA

Hace 34 años, dos meses y algunos días, nacía en Basilea, Roger Federer, el mejor jugador de la historia de Suiza, y también considerado por la gran mayoría como el mejor de todos los tiempos. Esta semana se disputará la edición 41 del ATP  de Basilea, y allí el helvético es el más ganador, con seis títulos y cinco subcampeonatos. Lo anterior solo deja ver, el romance que existe entre ambos.

Foto: Getty Images

Foto: Getty Images

Desde que se fundó el Torneo de Basilea, también conocido como Swiss Indoors por allá en 1975, han sido varios los nombres que han quedado en la historia. En el complejo Suizo han levantado el cetro de campeón Stefan Edberg (3), Yannick Noah (2), Tim Henman (2),  Ivan Lendl (2), Jim Courier (2), Juan Martín del Potro (2), Pete Sampras (1)David Nalbandian, John McErroe, Boris Becker (1), Fernando González, Guillermo Coria (1),  Guillermo Vilas (1), y por supuesto el jugador con más semanas como número 1 del mundo (302), Roger Federer (6)

En 1998 y con apenas 18 años, Roger Federer realizó su primera aparición en Basilea. Siendo el número 396 del mundo, fue invitado al torneo de su ciudad y aunque su debut no será el más recordado por el resultado, tal vez sí por su oponente. El pequeño ‘Roger’ cayó en ese entonces ante André Agassi (3-6, 2-6), que por ese entonces se encontraba en el top 8 y ya tenía en su historial tres Grand Slam. Al año siguiente alcanzó los cuartos de final, y allí fue eliminado por el británico Tim Henman.

En el 2000, 2001 y 2002, todavía con un juego volátil, con altas y bajas y con una parte mental que quebraba el gran talento que llevaba consigo, cosechó dos subcampeonatos y una semifinal. Todo esto confirmaba, que jugar en casa no le producía ninguna presión. Por el contrario, mostraba destellos,  del gran tenis con el que ya deleitaba a los amantes del deporte blanco, y con el que años más tarde se instalaría en la cima de esta disciplina. A pesar de lo anterior, en 2003 firmó su peor participación en el evento, al caer en segunda ronda ante Ivan Ljubicic.

Tras esa sorpresiva caída en 2003, el suizo se ausentó del torneo de ‘casa’ durante tres años, en los que ganó sus primeros nueve títulos de Grand Slam, subió al escalón más alto de la ATP, y abrumó con notoriedad a cada competidor que le hizo frente. En 2006 regresó a su torneo, a su casa, para nunca más faltar.

Desde aquella temporada en que Roger decidió volver a disputar el Swiss Indoors, los números hablan por sí solos. Seis títulos, 2006, 2007, 2008, 2010, 2011, y 2014; tres finales, 2008 (cayó ante Djokovic), 2012 y  2013 (cayó ante Del Potro); además 42 victorias y tan solo 3 derrotas, confirman el andar arrasador del hijo de Basilea, quien en su territorio saca una versión impoluta de su tenis.

De cara a la actual temporada, el de Basilea llega a casa con la firme intención de revalidar la corona. Jugadores como Stan Wawrinka, Rafael Nadal, Kevin Anderson y David Goffin intentarán poner freno al poderío suizo, que además se apoya en el público, ese que año a año llega a ver un coterráneo, que dio sus primeros pasos en esa bella ciudad, que limita con Francia y Alemania. De momento Federer piensa en su primer escollo, Mikhail Kukushkin, para continuar el romance con el torneo de su ciudad natal.

About The Author

ANDRÉS VARGAS PERAZA: @andresvarperaza. Periodista especializado en tenis. Exjugador de tenis con puntuación ITF. Miro el deporte desde una perspectiva diferente. Estuve en el lugar del deportista, ahora del periodista. Director y editor del portal www.matchtenis.com.

Comentarios

comentarios