EL REY DE WIMBLEDON: FEDERER O DJOKOVIC

Llega una de las fechas más señaladas en el calendario tenístico. Los mismos actores de la final en 2014 vuelven a medir sus fuerzas en el torneo con más tradición del mundo. Hace un año el partido se alargó hasta el 5 set y acabó con la victoria de Novak Djokovic. El pasado no cuenta demasiado en el tenis, Federer vive de un presente brillante y mostró ante Murray una versión excelente. Djokovic sin hacer ruido llega a otra final, es una incógnita saber si podrá igualar el nivel majestuoso que exhibió Federer en semifinales.

Foto. AFP

Foto. AFP

En primer lugar, analizaremos el camino de Federer en el torneo. Apenas ha sufrido una rotura de servicio, dato que refleja la superioridad exhibida en sus partidos. El saque está marcando el camino a la gloria de Roger y por otro lado, supone un portazo en la cara de sus rivales. La mejor noticia para Federer es llegar a esta final sin desgaste en las piernas y con la autoestima a nivel de su pasado más brillante. Las subidas a la red tienen un porcentaje de acierto muy elevado y sirven para intimidar en gran medida a sus adversarios. Incluso desde el fondo de pista no está ofreciendo concesiones y el revés le está proporcionando winners con asiduidad. Siendo totalmente sinceros, pocos imaginabamos una resurrección de Federer con este nivel de juego explosivo y tremendamente eficaz. Uno de los puntos a explotar por Federer contra Nole es la menor fiabilidad del servicio del balcánico y atacarlo para aumentar la incomodidad de Novak en el partido.

Por otro lado, Djokovic acumula escasas derrotas en 2015 y llega sin excesivo desgaste en las piernas también. Si es cierto que ha tenido algunas lagunas en Wimbledon, especialmente en el partido contra Kevin Anderson. En la final contra Federer juega a su favor el estado más lento de las pistas. Djokovic es superior en los intercambios largos y con su revés puede intentar mover a Federer con el objetivo de castigar el físico del suizo. La incógnita se plantea en saber como intentará bloquear las subidas a red de Federer. En algunos partidos importantes, el revés no le funcionó bien y eso puede crucial si intenta pasar a Federer en la red. Nole sufrió un varapalo muy fuerte en la final de Roland Garros y eso es un hándicap que puede jugar en su contra. Volver a perder otra final sería un mazazo y tiene delante a posiblemente el mejor jugador de la historia.

Decantarse por un ganador en estos partidos no es sencillo. Federer ha jugado espectacular durante las dos semanas y tiene la espina clavada del año pasado. Ha planificado el calendario con gran inteligencia, llega descansado y sabiendo que es el partido más importante del año. Jugando a este nivel Federer es imparable y Djokovic necesitará una solidez extraordinaria si quiere tener opciones. Novak no está jugando a nivel sobresaliente y Federer llega a la cita como un coche de Fórmula 1. La gloria está reservada para uno de los dos, el tenis dictará sentencia.

About The Author

Alejandro Pinedo Solano: @Alejandropine29 El ojo de halcón da otra visión del tenis. Juego a juego, se ganan los partidos y el respeto

Comentarios

comentarios