CÓMODO ESTRENO DE PLISKOVA EN MIAMI

Las principales favoritas entraron al ruedo en Miami, sede del segundo WTA Mandatory del año. La checa Karolina Pliskova solo necesitó de 59 minutos para sellar su paso a tercera ronda, tras derrotar cómodamente 6-1 y 6-3 a la estadounidense Madison Brengle, tenista proveniente del cuadro clasificatorio. La segunda preclasificada registró 27 tiros ganadores y quebró en cinco ocasiones el servicio de su oponente.

Pliskova, quien el pasado martes llegó a 25 años de edad, no quería sorpresas como la del año anterior, en el que cayó en su debut después de alcanzar las semifinales de Indian Wells, ronda que logró de nuevo en esta temporada. “Mi mayor objetivo era evitar que esto se repitiera. Lograr un buen resultado en torneo previo, no quiere indicar que esto se repita. Cada torneo es diferente” expresó la nacida en Louny.

Además añadió que no está conforme con los porcentajes de puntos jugados con su primer servicio. “En los últimos partidos el promedio de juegos disputados con el saque inicial son un poco bajos, pero estoy contenta de tener un buen juego desde la línea de fondo”.

En esta jornada también avanzó la eslovaca Dominika Cibulkova, quien apagó la ilusión de la paraguaya Verónica Cepede-Royg, que en este torneo probó como entrenadora a Catalina Castaño. La cuarta sembrada superó 6-3 y 6-2 a la guaraní, dejando a la brasileña Beatriz Haddad Maia como la única latinoamericana con vida en el sur de la Florida.

Agnieszka Radwanska fue otra de las favoritas que logró su paso a la tercera ronda. La polaca no pasó problemas para superar a Quiang Wang por 7-6 y 6-1 en una hora y 43 minutos de juego. De esta manera la campeona de 2012 enfrentará a  la revelación en el pasado Abierto de Australia, la croata Mirjana Lucic-Baroni, vigésimo sexta favorita al título, quien sufrió bastante para dejar en el camino a la ucraniana Kateryna Bondarenko. Lucic-Baroni se repuso de un 1-5 en contra en el tercer set para imponerse con parciales de 6-2, 2-6 y 7-6(2).

La checa Lucie Safarova venció con un doble 6-2 a la australiana Daria Gavrilova, preclasificada veintitrés, evidenciando que poco a poco está recuperando el nivel que la llevó a ser número cinco del mundo en 2015. En este 2017 Safarova fue finalista del WTA de Budapest y semifinalista del WTA de Taipéi, además alcanzó la tercera ronda en Indian Wells.

La sorpresa de la jornada estuvo a cargo de la estadounidense Bethanie Mattek Sands, quien se regaló en su cumpleaños 32 una victoria ante Elina Svitolina por 7-5 y 6-4. Cabe resaltar que la lluvia obligó a posponer algunos partidos para este viernes.

Redacción Match Tenis

Comentarios

comentarios