CILIC Y DEL POTRO, CUMPLEN LOS PRONÓSTICOS

La Arena de Zagreb fue una caldera. Los protagonistas se encargaron de que la temperatura cada vez estuviera más fuerte y el público, como era de esperarse, aportó lo suyo. El resultado, el esperado. La dificultad, el hecho a resaltar. Marin Cilic y Juan Martín Del Potro, ganaron los puntos de Croacia y Argentina, respectivamente y dejaron la serie como se pronosticó al termino del primer día, en igualdad. Este sábado, en el dobles, donde se espera que también hagan parte los héroes de esta jornada, se convierte en un punto clave.

El punto que abrió la serie puede resumirse en una montaña rusa. Tanto Marin Cilic, como Federico Delbonis, manejaron a placer momentos del encuentro, pero al final, hizo eco la jerarquía del local, que supo brillar en el momento más importante del partido, el quinto set. Tras tres horas y 31 minutos, el oriundo de Medjugorje puso a celebrar a su país, con un apretado marcador de 6-3, 7-5, 3-6, 1-6, 6-2.

“Nunca dije que el partido iba a ser fácil”, contempló el croata, que actualmente ocupa el mejor ranking de su carrera (6) sobre la victoria de este viernes. “Después de todo, esta es la final de la Copa Davis. Todo está muy igualado y va a estarlo hasta el final”, finalizó Cilic, quien después de estar dos sets a cero, vio comprometido su triunfo, por el despertar de Delbonis. Justamente el argentino, comentó sentirse tranquilo por el nivel mostrado. “Tengo que estar satisfecho por todo lo que he hecho a pesar del resultado. Ojalá haya ayudado a cansarlo (a Cilic) si piensa jugar el dobles”, apuntó.

Tras el primer punto de la jornada, llegó el turno de Juan Martín del Potro ante Ivo Karlovic y los casi 12.000 hinchas croatas que avivaban la Arena de Zagreb. El de Tandíl, que hasta el momento tenía un registro negativo en finales de Copa Davis (0-3), impuso su potente juego de fondo, pudo controlar los misiles de su rival, para sumar su primera alegría en definiciones y terminar igualando la serie, tras derrotar al crédito local por 6-4, 6-7, 6-3 y 7-5, en tres horas y 22 minutos.

“Fue un partido tremendo. Era necesario tener paciencia, venía preparado para estar calmado todo el encuentro”, explicó la ‘Torre de Tandíl’ sobre su victoria. “Mentalmente es muy duro, siempre te ves en desventaja. Nunca tuve una bola de quiebre en contra y pude haber perdido”, comentó el jugador visitante, que resaltó respecto a la serie, “lo importantes es que estamos vivos”.

Con la serie igualada, el dobles se vuelve un punto vital, ya que llegar con ventaja al domingo, sería un bálsamo para cualquier nación. Por Croacia se supone que habrá un cambio de última hora y Marin Cilic haría dupla con Ivan Dodig. Mientras, por Argentina, Juan Martín Del Potro está listo para este encuentro y ‘Leo’ Mayer sería su acompañante. Con la mente puesta en la ensaladera de plata, este sábado se jugarán un gran porcentaje de las opciones de salir campeones de la Copa Davis.

Redacción Match Tenis 

Comentarios

comentarios